Tren azul, India

La semana pasada, un juez en la India adjudicó a un granjero un tren expreso y una estación de trenes como pago de la compensación debida por la empresa de ferrocarriles por la expropiación de parte de sus tierras.

El caso fue llevado a tribunales por Sampuran Singh en 2015 en contra de la empresa Indian Railways, argumentando que le habían pagado menos dinero por las tierras expropiadas y utilizadas en la construcción de vías férreas.

El caso fue ganado por el granjero del norteño estado de Punjab, pero la empresa no pagó los 10 millones de rupias que se adjudicaron como compensación por lo que el pasado mes de enero regresó a los tribunales para forzar a la empresa a pagarle.

Resultado de esta acción legal, el juez Jaspal Verma concedió a Sampuran Singh la propiedad de un tren expreso y de la estación de ferrocarriles en Ludhiana, ciudad por donde pasa el tren diariamente.

“Estamos cansados de pedir a los ferrocarriles que paguen sus deudas pendientes. El tribunal nos pidió que identificáramos propiedades para la recuperación de nuestro dinero”, declaró el abogado Rakesh Gandhi, representante de Sampuran Singh.

Con la orden judicial en la mano, el señor Singh y su abogado se dirigieron a la estación de trenes de Ludhiana y esperaron a que pasara el tren que les fue concedido y si bien tuvieron la oportunidad de detenerlo indefinidamente, no lo hicieron para no ocasionar “inconvenientes a los miles de pasajeros” que usan este tren.

La empresa de ferrocarriles, por su parte, solicitó a una orden judicial provisional que les otorgara control del tren hasta que se verificara una nueva audiencia. El abogado Gandhi anunció que si, derivado de esa audiencia, la empresa de ferrocarriles no paga el dinero debido, el gobierno deberá proceder a subastar el tren que cubre una ruta diaria de Nueva Delhi a la ciudad sagrada de Amritsar ubicada en estado de Punjab.

No es la primera vez que se adjudican trenes a quienes han sido expropiados. El año pasado otro tren fue adjudicado a un hombre de 62 años que llevó su caso ante tribunales en 2006 en el estado sureño de Karnataka y en 2015 la empresa de ferrocarriles pagó 3 millones de rupias a dos granjeros para que liberaran un tren que detuvieron en Himachal Pradesh, exigiendo el pago de la compensación debida por la expropiación de sus tierras.

Esto indica que Indian Railways no tiene la buena costumbre de pagar sus deudas.

Más información timeslive.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen antriksh pixabay.com