Palabra grammar

La Corte de Apelaciones del Primer Circuito de los Estados Unidos falló el pasado 13 de marzo a favor de repartidores de productos lácteos en relación con el pago de horas extra, al concluir que la norma laboral del estado de Maine que exceptúa ciertas actividades del pago de horas extra es ambigua porque le falta una coma.

Se trata de una coma gramatical del idioma inglés que se conoce como la Coma de Oxford o Coma Serial, y que es utilizada para separar las conjunciones and y or (y/o) en una lista de tres o más cosas.

Si bien hay quienes consideran que la Coma de Oxford es innecesaria, los entusiastas de la gramática afirman que es importante para clarificar las ideas y este fallo parece concederles la razón.

El blog grammarly.com explica la importancia del uso de esta coma en las siguientes frases:

Sin uso de la coma: “I love my parents, Lady Gaga and Humpty Dumpty” (Amo a mis padres, Lady Gaga y Humpty Dumpty). Sin la coma, la frase se entiende como que los padres que son amados son Lady Gaga y Humpty Dumpty.

Con uso de la coma: “I love my parents, Lady Gaga, and Humpty Dumpty” (Amo a mis padres, Lady Gaga, y Humpty Dumpty”. Se entiende que se ama a los padres, a Lady Gaga y a Humpty Dumpty.

(En nuestro idioma, antes de la conjunción “y” no se utiliza la coma, salvo ciertas excepciones).

Pues bien, en la ley laboral de Maine, la disposición en controversia señala las siguientes actividades como excepción para el pago de horas extra: “El enlatado, el procesamiento, la conservación, la congelación, el secado, la comercialización, el almacenamiento, el embalaje para el envío o la distribución de:

(1) Productos agrícolas;

(2) Carne y productos de la pesca; y

(3) Alimentos perecederos.”

Entre “embalaje para el envío” y “distribución”, no se escribió la Coma Oxford por lo que, conforme a los repartidores de lácteos, se refiere a una sola actividad: embalaje y distribución. De esta forma, como ellos solo distribuyen y no embalan, sostienen que no están incluidos en la excepción.

En primera instancia, la Corte de Distrito, quizá con menor rigor respecto de las reglas gramaticales, concluyó a favor del patrón estableciendo que “sin ambigüedad” la disposición establecía que se trataba de dos actividades diferentes. Sin embargo, los magistrados de la Corte de Apelaciones opinaron lo contrario:

“Concluimos que el ámbito de la excepción en realidad no es tan claro en este aspecto. Debido a que, conforme a las leyes de Maine, las ambigüedades en las leyes sobre salarios y horarios deben ser interpretadas liberalmente para lograr su propósito de enmienda, nosotros adoptamos la interpretación más restrictiva de los repartidores sobre la excepción”, escribió el magistrado David J. Barron

Se trata de una decisión que, sin duda, será utilizada en próximos ejemplos sobre el uso gramatical de la Coma Oxford para resaltar su vigencia e importancia. ¡Dicha pura para los amantes de la gramática!

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net