Crucero

 

Carnival Corporation, la compañía de cruceros más grande del mundo, admitió que su subsidiaria Princess Cruises tiraba plástico por la borda en las Bahamas, por lo que acordó pagar una multa de 20 millones de dólares por dumping ilegal y violaciones ambientales.

Ante la larga historia de violaciones ambientales del Carnival asociadas con el vertido de desechos al mar, la juez Patricia Seitz, de un tribunal de Florida, Estados Unidos, ordenó a todos los miembros del Comité Ejecutivo de Carnival Corporation que asistieran a la audiencia.

Carnival Corporation acordó declararse culpable de liberar alimentos y residuos plásticos en el océano de las Bahamas y pagar la multa. Grupos ambientales y de consumidores han argumentado que las multas no son lo suficientemente significativas como para obligar a Carnival Corp a cambiar sus prácticas. La multa es equivalente a solo el 0,1% de los 18,88 mil millones que Carnival Corp. ingresó en 2018.

Carnival se declaró culpable de tirar desechos plásticos, no registrar con precisión los desechos, crear registros falsos de desechos y enviar cuadrillas para reparar temporalmente las violaciones ambientales antes de que pudieran ser inspeccionadas.

Carnival Corp y sus subsidiarias tienen una larga historia de descargar ilegalmente todo, desde plásticos de un solo uso hasta petróleo en los océanos en los que navegan. En 2017, la misma subsidiaria Princess Cruises se declaró culpable de descargar ilegalmente petróleo del crucero Caribbean Princess e intentaba intencionalmente cubrirlo. La multa de 40 millones de dólares que pagaron en 2017 ascendió a solo el 0,2 por ciento de los 17, 510 millones que Carnival Corp tuvo como ingresos en 2017.

Desde entonces, Carnival ha estado en un período de prueba de cinco años, durante el cual debe permitir que un inspector externo examine sus barcos. Según un informe de un inspector de cumplimiento ambiental, Carnival violó las leyes ambientales en el primer año de la libertad condicional. El inspector encontró más de 800 violaciones de su libertad condicional entre abril de 2017 y abril de 2018, aunque fueron accidentales y fueron reveladas por Carnival.

"Estos problemas fueron fallas inaceptables en nuestros procesos que no estaban de acuerdo con nuestras políticas y procedimientos, y no reflejan la cultura que hemos construido en Carnival Corporation y en nuestras nueve marcas de líneas de cruceros", dijo un representante de Carnival. "Hemos estado tomando medidas para abordar las áreas de mejora mencionadas en el informe, y para aprovechar el progreso positivo observado por el monitor designado por el tribunal para asegurarnos de que estamos cumpliendo plenamente con el cumplimiento".

Sin embargo, volvieron a ser sancionados. Como parte de esta nueva sentencia Carnival estará sujeto a inspecciones adicionales de buques, mejoras en el cumplimiento ambiental y una reducción en los plásticos de un solo uso de la línea de cruceros. El incumplimiento de estos podría significar multas adicionales de 1 a 10 millones por día.

La juez Seitz amenazó con impedir que la flota de cruceros de toda la compañía atracara en los puertos de los Estados Unidos si Carnival Corp no rectificaba su historial de violaciones ambientales.

Más información forbes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net