Tiburón blanco

 

Presentan iniciativa en la Cámara de Diputados para combatir el finning o cercenamiento de las aletas en tiburones

La iniciativa presentada por el legislador Héctor René Cruz Aparicio, del Partido Encuentro Social (PES), propone adicionar el artículo 166 Bis y reformar el 132 y 138 de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables para evitar la práctica de arrojar al mar a los tiburones, después de que les han sido cortadas las aletas.

El “shark finning” consiste en cortar las aletas dorsales y laterales de los tiburones, para después arrojar a los tiburones al mar. A menudo, cuando son desechados, los tiburones siguen vivos, pero al quedar incapacitados para nadar, se hunden hasta el fondo del océano y mueren desangrados, por asfixia o son devorados por otros depredadores.

El diputado Cruz Aparicio destacó que esta cruel actividad ha crecido exponencialmente puesto que el comercio de las aletas de tiburones es altamente cotizado en el mundo, y de acuerdo con datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés), cuesta más de 700 dólares el kilogramo. Es un gran negocio para los barcos porque sólo almacenan y transportan las aletas, con mucho la parte más rentable del tiburón.

Este producto es exportado a los mercados asiáticos para elaborar platillos que llegan a costar hasta 200 dólares al considerarse un manjar.

Está práctica se ha incrementado desde 1997 en gran parte debido a la creciente demanda de aletas de tiburón para sopa y curas tradicionales, particularmente en China y sus territorios, como consecuencia de su crecimiento económico y como resultado de la mejora de la tecnología pesquera y la economía de mercado.

El Grupo de Especialistas en Tiburones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (International Union for Conservation of Nature) dice que “el comercio de aletas de tiburón en rápida expansión y en gran parte no regulado representa una de las amenazas más graves para las poblaciones de tiburones en todo el mundo". Las estimaciones del valor mundial del comercio de aletas de tiburón oscilan entre 540 millones de dólares y 1,200 millones de dólares EE.UU. (2007).

Al ser una práctica tan lucrativa se ha llegado a una sobre explotación y “…tráfico ilegal, lo que daña la estabilidad de los ecosistemas marinos en todo el planeta. Urge detener esta actividad, ya que algunas especies de tiburones demoran hasta 15 años para alcanzar la madurez sexual y producen un número muy reducido de crías”, dijo.

Aproximadamente entre 73 y 100 millones de tiburones mueren cada año por esta práctica, y varias especies de tiburones están peligro de extinción por el finning

En México, el finning se prohibió con la publicación de la “Norma Oficial Mexicana NOM-029-PESC-2006, Pesca responsable de tiburones y rayas. Especificaciones para su aprovechamiento”, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 14 de febrero de 2007. Esta Norma tiene el propósito de inducir el aprovechamiento sostenible de los tiburones y rayas, así como contribuir a la conservación y protección de elasmobranquios y otras especies que son capturadas incidentalmente.

En el apartado 4 de la NOM, que establece las especificaciones para el aprovechamiento de tiburones y rayas, establece en el punto  4.2.1 que “Todos los ejemplares de tiburón deben ser retenidos a bordo de las embarcaciones de pesca comercial para su aprovechamiento integral…” y en el 4.2.2, “Se prohíbe el aprovechamiento exclusivo de las aletas de cualquier especie de tiburón. En ningún caso se podrá arribar aletas de tiburón cuyos cuerpos no se encuentren a bordo”. Pero esto no ha sido suficiente para desalentar esta práctica.

Por eso en la iniciativa se propone establecer que será obligatorio el arribo y descarga en puertos de todos los tiburones con las aletas adheridas naturalmente al cuerpo, cualquiera que sea la especie.

Además, busca establecer una sanción equivalente de 10 mil a 30 mil Unidades de Medida de Actualización, para quien arribe o descargue en puertos mexicanos tiburones sin las aletas. Tal vez la sanción debería replantearse para sancionar a quien descargue sólo aletas sin el cuerpo del tiburón.

La iniciativa será analizada por la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Más información

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net