Isla de Diego García, Archipiélago de Chagos

Este miércoles, la Suprema Corte de Justicia del Reino Unido falló en contra de los chagosianos exiliados al confirmar que el regreso de estas personas a sus islas en el Archipiélago de Chagos no es posible, sosteniendo una decisión que emitió en 2008 la Cámara de Lores, que hacía las veces de máximo tribunal judicial. Se trata de una larga batalla que se está peleando en varios frentes.

Chagos es un territorio que por “derecho de conquista” pertenece al Reino Unido y desde 1965 forma parte del territorio de ultramar llamado Territorio Británico del Océano Índico, conocido por sus siglas BIOT. Consta de varias islas, siendo la principal la de Diego García, bautizada así en honor de quien la descubrió en 1554.

En la década de los años 60 vivían en el archipiélago unas 300 personas, pero en 1967 Gran Bretaña concesionó por 50 años renovables, el uso de la isla a Estados Unidos para el establecimiento de una base militar. Los habitantes fueron desalojados de su tierra entre 1967 y 1973 cuando sacaron a la fuerza a los últimos pobladores y los enviaron a vivir a Mauricio donde después de varios años se les terminó otorgando la nacionalidad.

Uno de los frentes legales fue la demanda presentada ante los tribunales británicos por los habitantes exiliados y sus descendientes, en la que pedían se declarar ilegal la decisión del gobierno de establecer como zona marítima protegida, MPA a la región, considerando que esta designación es un medio para evitar el regreso de los residentes a la región y seguir garantizando a los Estados Unidos la concesión de la zona para el establecimiento de su estratégica base militar. En 2013 el Tribunal Superior de Londres falló en contra de los chagosianos.

En el plano internacional, en marzo de 2015 la Corte Permanente de Arbitraje falló a favor de Mauricio y en contra del Reino Unido, estableciendo que este último país actuó ilegalmente en el ejercicio de control sobre el archipiélago de Chagos, al crear el área marítima protegida, MPA, sin haber consultado a Mauricio. Pese a que este fallo abrió la esperanza de un regreso, éste no se ha podido realizar.

Mauricio, ex colonia británica, ha también reclamado soberanía sobre el archipiélago. Argumenta que Gran Bretaña no tiene derecho sobre el archipiélago porque en 1965, tres años antes de la independencia de Mauricio, los británicos separaron a Chagos, contraviniéndose así la resolución 1514 de 1960 de las Naciones Unidas que específicamente prohíbe que las colonias sean separadas previo a declararse independientes.

Ante los tribunales británicos los chagosianos no han corrido con mejor suerte. En el año 2000 el Tribunal Superior concluyó que los chagosianos podían regresar a las islas, excepto a Diego García. Sin embargo, en 2004 los ministros ejercieron una prerrogativa real para, en nombre de la reina, nulificar esa decisión judicial. En 2007 los tribunales revirtieron esa decisión y concluyeron que la prerrogativa real no era inmune de escrutinio. Sin embargo, en 2008 el gobierno ganó la apelación ante la Cámara de los Lores, la que concluyó, igual que lo hace hoy la Suprema Corte, que los exiliados no pueden regresar.

Estas dos últimas decisiones se tomaron con fundamento en un estudio de factibilidad elaborado en 2002 y que establece que es incosteable el regreso de los chagosianos y que en vista del largo tiempo que han estado deshabitadas las islas, su modo de vida sería muy precario.

Por lo pronto se ha apelado al primer ministro saliente, David Cameron, para que como un legado de su mandato permita el regreso de los chagosianos a su hogar, a lo que el político ha respondido que el Consejo Nacional de Seguridad está analizando el caso y que en los próximos meses darán una respuesta.

Mientras tanto, los chagosianos siguen luchando por el regreso a su patria.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen http://basementgeographer.com