Irán califica como un robo la sentencia de la Suprema Corte de los Estados Unidos que le obliga a pagar más de 2,000 millones de dólares como indemnización a las víctimas de los atentados de 1983.

El alto tribunal de Estados Unidos determinó que Irán debe pagar esa compensación a los familiares de los 241 marines que murieron en un ataque terrorista en 1983 en Beirut, así como a las víctimas de otros ataques que los tribunales han vinculado a Teherán.

Para el Tribunal, el Congreso norteamericano había actuado dentro de sus competencias cuando aprobó una ley en 2012 que otorgó a las víctimas el derecho de ser compensadas por las pérdidas con los fondos congelados vinculados al Banco Central de Irán.

El Banco Central de Irán trató de evitar las órdenes judiciales alegando que el Congreso de Estados Unidos no era competente para determinar el destino de esas cuentas, sino que la decisión debía ser tomada por los tribunales federales.

Ahora el gobierno de Irán ha señalado que la resolución de la Suprema Corte es absurda "Como hemos dicho anteriormente, no reconocemos la decisión judicial de Estados Unidos y el Gobierno de Estados Unidos lo sabe", destacaron las autoridades iraníes.

"Esta decisión es una burla del derecho internacional", sostuvo a su vez el portavoz del Ministerio de Asuntos exteriores de Irán, Hossein Jaberi Ansari, agregando que "esto equivale a una apropiación de propiedades de la República Islámica de Irán". "Esto es un robo", concluyó.

Más información en actualidad.rt.com


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net