Niño en medio de padres separados

Pese a haber rechazado por un voto el mes pasado la ley que aprueba un convenio internacional en materia de pensión alimenticia a menores de 21 años, la legislatura del estado de Idaho, Estados Unidos, terminó reconsiderando y aprobando la aplicación de esta ley que garantiza al estado el acceso a $6 millones de dólares para el pago de obligaciones alimentarias que involucran casos internacionales.

Se trata del Convenio sobre Cobro Internacional de Alimentos para los Niños y otros Miembros de la Familia, del 23 de noviembre de 2007 y que con tres reservas fue aprobado por el Senado de los Estados Unidos en el 2010. Sin embargo, por implicar al sistema judicial la plena incorporación de las disposiciones exige que cada uno de los 50 estados acepte aplicar las disposiciones del tratado en sus respectivos sistemas judiciales.

Hasta el momento 28 legislaturas estatales han aprobado legislación para aceptar el Convenio mientras que otros estados aún se encuentran discutiendo las iniciativas.

El mes pasado, un día antes del fin de la legislatura, Idaho había rechazado esta ley argumentando que al aprobarla el poder legislativo del estado se vería obligado a cumplir sentencias derivadas de tribunales de la Sharia o ley islámica. El rechazo, sin embargo, ponía en riesgo el ingreso de los Estados Unidos a este Convenio por lo que el gobernador del estado, C.L. "Butch" Otter, convocó a una sesión especial del Congreso para revisar la iniciativa y lograr su aprobación. Una vez aprobada, el gobernador aseguró que la firmará para que sea ley vigente.

A nivel nacional, la aceptación de este Convenio implica dar rápida solución a unos 150,000 casos abiertos en que hijos buscan que sus padres paguen la pensión alimenticia a la que están obligados, lo que significa en términos monetarios unos 600 millones de dólares anuales.

Sin embargo hubo temor de que mediante este acuerdo internacional las cortes se sometieran a decisiones de tribunales de la Sharia. Por ello la ley aprobada contiene una sección en donde especifica que no se puedan ejecutar sentencia dictadas conforme a leyes contrarias a los principios legales de Idaho.

Una previsión que no era necesaria según agencias federales que cabildean la aprobación de estas leyes porque los fondos de apoyo federal a obligaciones alimentarias siempre han estado vinculadas a legislación vigente y el texto del Convenio permite que los estados firmantes rechacen sentencias contrarias al derecho nacional.

De acuerdo con el Artículo 1 “El presente Convenio tiene por objeto garantizar la eficacia del cobro internacional de alimentos para niños y otros miembros de la familia, en particular:

a) estableciendo un sistema completo de cooperación entre las autoridades de los Estados contratantes;

b) permitiendo la presentación de solicitudes para la obtención de decisiones en materia de alimentos;

c) garantizando el reconocimiento y la ejecución de las decisiones en materia de alimentos; y

d) exigiendo medidas efectivas para la rápida ejecución de las decisiones en materia de alimentos”.

Las disposiciones se aplican a las obligaciones alimenticias a favor de una persona menor de 21 años derivadas de una relación paterno-filial y al reconocimiento y ejecución o ejecución de una decisión sobre obligaciones alimenticias entre cónyuges y ex cónyuges salvo excepciones.

Con la final aprobación de la ley en Idaho, este Convenio sigue su camino para ser aprobado por el resto de los estados de la Unión Americana y así permitir que hijos y cónyuges cobren las pensiones que de otra manera les sería prácticamente imposible cobrar pese a tener derecho a ese dinero.

Más información AP.org y hcch.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net