África ya tiene equipo ganador que lo represente en octubre de este año en la final de la competencia en materia de Derecho Espacial, Manfred Lachs Space Law Moot Court competition, organizado cada año por el Instituto Internacional de Derecho del Espacio, IISL. Los ganadores son representantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Obafemi Awolowo de Nigeria.

El problema legal que se presentó a los finalistas de esta competencia fue si un país es responsable por haber desviado de su curso original al asteroide Syd-1 que en su nueva trayectoria arrasó con una población de otro país, matando a docenas de personas.

Estudiantes de la Universidad de Pretoria, Sudáfrica, representaron a la ficticia República Unida de Aventura, URA por sus siglas en inglés, el país que desvió de su curso al asteroide. Los estudiantes argumentaron que su país no era responsable de los daños porque el daño no se ocasionó por el sistema usado para cambiar el curso y porque al haberlo hecho se impidió un mayor daño. Asimismo argumentaron que el resultado no era previsible y que con sus actos no infringieron ninguna ley internacional.

Por su parte, los estudiantes nigerianos, en representación de la República Democrática Soberana Independiente del Pueblo, SPIDR por sus siglas en inglés, contra argumentaron que URA había sido negligente en sus acciones y que al haber actuado unilateralmente habían violentado el derecho internacional.

El panel de tres jueces de este pretendido litigio dio la victoria a la Universidad nigeriana Obafemi Awolowo por considerar que había sido el equipo que había sostenido mejor su posición durante el “juicio” de dos días de duración y que habían mostrado una novedosa aproximación al problema.

De esta forma los futuros abogados nigerianos se enfrentarán el próximo mes de octubre a equipos representantes de las regiones de Asia Pacífico, Norteamérica y Europa en Jerusalén, Israel, ciudad donde se llevará a cabo el coloquio anual del Instituto Internacional de Derecho Espacial, organismo fundado en 1960. La final mundial será decidida por actuales jueces de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, por lo que se trata de un concurso de mucho prestigio.

Este concurso fue instituido en 1992 y nombrado en honor del juez polaco Manfred Lachs, quien ayudó grandemente al desarrollo del derecho internacional después de la Segunda Guerra Mundial. El juez Lachs fue miembro de la Corte Internacional de Justicia, habiendo servido en ese tribunal desde 1967 a 1993, año de su muerte y fue autor de un libro en materia de Derecho Espacial.

Desde su creación, la final de este concurso, que por el momento no incluye a América Latina, forma parte de las actividades de la reunión anual del IISL.

Para quienes consideran que esta competencia es un desperdicio de tiempo, los organizadores del evento les invitan a considerar que los problemas planteados a los jóvenes estudiantes, como este del asteroide Syd-1, pueden llegar a ser reales debido a la existencia de Objetos Próximos a la Tierra, mejor conocidos por su acrónimo NEO, que son cometas y asteroides atrapados por la atracción del Sol o los distintos planetas, en órbitas que podrían hacerlos penetrar en las cercanías de nuestro planeta. Así, la pregunta sobre responsabilidades no es ya tan abstracta como podría parecer.

Más información Timeslive.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net