Un estudiante de la Universidad de Columbia presentó la semana pasada ante la Corte Federal de Distrito en Manhattan una demanda por discriminación en contra de la Universidad, de su presidente, Lee C. Bollinger, y del profesor Jon Kessler, derivado de una acusación en su contra de violación presentada por una compañera y de la que luego fue exonerado.

El estudiante es Paul Nungesser quien en agosto de 2012 fue acusado ante las autoridades universitarias por Emma Sulkowicz por una supuesta violación ocurrida en el dormitorio. Posteriormente se declaró que Paul Nungesser no había cometido la violación, pero mientras eso ocurrió, Emma Sulkowicz lo señaló públicamente como un violador e incluso llamó la atención de los medios al haber hecho de la situación su proyecto de arte, llevando un colchón por el campus de la Universidad y titulando el proyecto “Performance del colchón (Lleva ese peso)”.

En la demanda por difamación Paul Nungesser se declara víctima de la campaña de acoso y difamación orquestada por Emma Sulkowicz, de la que la Universidad de Columbia “primero se convirtió en un silencioso espectador para después pasar a ser un activo apoyo de la campaña de acoso de una compañera de estudios al institucionalizarla y anunciarla”.

Lo anterior porque el mencionado proyecto de arte fue apoyado como tesis por el profesor Jon Kessler, demandado, quien según la demanda también “apoyó públicamente el acoso y la difamación”.

“Ella (Emma Sulkowicz) está ganando créditos del curso de Columbia por su indignante demostración de acoso y difamación”, se establece en la demanda, señalando que “la universidad sabía que con ello los derechos de Paul estaban siendo violados así como su bienestar y planes futuros estaban sufriendo inmensamente”.

En la demanda se pide una compensación a ser determinada por un jurado por el daño ocasionado a la reputación de Paul Nungesser así como a la pérdida de oportunidades educativas y proyecciones futuras profesionales.

Pese a que se señala a Emma Sulkowicz como la gestora de la campaña de difamación y acoso, ella no está siendo demandada.

Por tratarse de un litigio pendiente ni la Universidad de Columbia y ni oficina de su presidente comentaron al respecto como tampoco lo hizo el profesor Kessler.

Más información Nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net