En el esfuerzo por cooperar con el gobierno de Estados Unidos por el cierre del centro de detención de Guantánamo, España aceptó frente al representante especial enviado por el presidente Obama, acoger a cuatro detenidos.

 

Sin embargo dicha acogida tendrá que ser puesta bajo la lupa no solo del derecho internacional sino también de las leyes internas españolas, como la Ley de Extranjería que precisa que ninguna persona extranjera que obtenga residencia legal en España podrá tener antecedente penales.

 

De inicio suena absurdo que las personas que serán acogidas, y que se supone serán tunecinos, no tengan antecedentes penales o causas pendientes sobre ellos si salen de un centro de detención, pero la realidad es que estos casos, como los demás que están siendo acogidos en Europa, Palau o Barbados, se trata de personas que por alguna razón fueron detenidos pero que no fueron inculpados ni procesados, por lo que no hay causa pendiente en su contra, pero que tampoco pueden regresar a sus países de origen por temor de que sus gobiernos los torturen o de que sus correligionarios los lastimen toda vez que se supone que han provisto de información a los sistema de inteligencia estadounidenses.

 

Así que ahora España con los expedientes en las manos está examinando que estas personas cumplan sus leyes internas para acogerlos, con las salvedades que l caso ofrece. Lo anterior porque aunque supuestamente quedarán en libertad, los acogidos no podrán abandonar el territorio del país que los recibe, España en este caso, y serán vigilados y monitoreados periódicamente por agencias nacionales que intercambiarán información con sus colegas estadounidenses.

 

España ha pensado en acogerlos en un inicio bajo la figura legal del asilo político, para después regularizar su situación y así puedan integrarse plenamente a la sociedad obteniendo empleo y accediendo a los derechos de seguridad social plenamente.

 

No se ha revelado ni cuando ni quienes llegaran por este sistema, pero se espera que sea pronto este traslado desde Guantánamo toda vez que la actual administración firmó el compromiso de cerrar el centro de detención en enero de 2010.

 

Fuente El País.com

 

www.miabogadoenlinea.net