La División de Alcohol y Apuestas de Nuevo México multó al restaurante bar Blue Corn Café & Brewery con $10,000 dólares y la suspensión por 15 días de la licencia para vender licor, todo derivado de un fatal por el accidente ocurrido en marzo de 2010.

 

El bar es acusado de haber servido licor en exceso a James Ruiz, un conductor que en estado de ebriedad chocó contra un automóvil en el que viajaban las hermanas Peshlakai de 19 y 17 años de edad y quienes murieron en el accidente.

 

Según se conoció en el juicio en contra del conductor ebrio, estaba “festejando” su última parranda antes de ser sentenciado por manejar bajo los efectos del alcohol o drogas. Se trataba de la quinta acusación de este tipo que recibía. Al momento del accidente registró una concentración de alcohol en la sangre de cuatro veces el nivel máximo permitido por las leyes de Nuevo México.

 

James Ruiz se declaró culpable del homicidio y de manejar bajo los efectos del alcohol y fue sentenciado a 40 años de prisión. Como respuesta a esta sentencia, contrademandó a un amigo de parranda y al bar Blue Corn al que responsabiliza por haberle servido alcohol en exceso. Estos procedimientos se encuentran en trámite.

 

La sanción administrativa contra el bar Blue Corn se impone tres años y medio después del accidente por causa de los abogados defensores, de acuerdo con personal de la División de Alcohol y Apuestas y no es más elevada por las políticas que desde el accidente el bar ha impuesto para no servir alcohol en exceso a sus clientes.

 

Así, ahora solo sirven un máximo de tres copas a un cliente que no está ingiriendo alimentos, y un máximo de cuatro copas con alimentos. La noche del accidente James Ruiz tomó en el Blue Corn, el segundo bar que visitó esa noche, tres cervezas y tres vasos de whiskey, sin ingerir alimentos.

Además de pagar la multa, el bar tiene un plazo de 60 días para suspender la venta de licores durante 15 días consecutivos a fin de dar cumplimiento a la sanción que le es impuesta. Además la empleada que sirvió a James Ruiz, Brenda Castillo Arias, fue sentenciada a pagar una multa de $250 dólares.

 

Este es un ejemplo de cómo en otros lugares se responsabiliza administrativamente a los establecimientos de los accidentes que ocurren por el exceso de ingesta de alcohol.

 

 

Más información Abajournal.com

 

www.miabogadoenlinea.net