Trascendió que la policía federal de Australia y personal de inteligencia están investigando a un ciudadano chino por posible espionaje industrial cometido en la principal organización científica australiana, CSIRO.

 

Hasta la semana pasada el ciudadano que es investigado trabajaba en el laboratorio de nanotecnología en Melbourne, un área considerada especialmente importante porque trabaja conjuntamente con la organización de tecnología y ciencias de defensa.

 

De acuerdo con lo que ha trascendido, el ciudadano chino que es investigado, un estudiante de post doctorado, tuvo acceso a información sensible de CSIRO que remitió a una potencia extranjera, siendo esto último lo que las autoridades de inteligencia están tratando de determinar.

 

Sobre el caso, el vocero de CSIRO declaró que se investiga “un asunto relacionado con el posible acceso no autorizado y uso de infraestructura de la sección de Tecnologías de la Información de CSIRO, por un empelado de CSIRO” y que el caso había sido referido a la policía australiana. No comentó más al estar las investigaciones en trámite.

 

Los detalles de esta nueva investigación se han dado a conocer en un momento de tensas relaciones entre Australia y China por la declaración de este último país de extender su zona de defensa al espacio aéreo de disputado territorio en el Mar de China.

 

Pero más allá, se presenta el caso cuando se están debatiendo los métodos de las agencias de inteligencia de occidente, debate generado a partir de las filtraciones de Edward Snowden sobre las acciones realizadas por la National Security Agency, NSA, de los Estados Unidos.

 

Sobre este debate y previo al caso que se está investigando, David Irvine, director de la agencia de inteligencia australiana, Australian Security Intelligence Organisation, ha declarado que su agencia debe enfocarse más en el espionaje industrial y cibernético.

 

De acuerdo con un reciente reporte que en Estados Unidos el Pentágono entregó al Congreso, se advierte sobre China y sus deseos de adquirir conocimientos económicos y científico en apoyo de su ejército razón por la que China ha impulsado inversiones extranjeras, fusiones comerciales, intercambio académicos, experiencia de estudiantes e investigadores chinos repatriados y espionaje técnico e industrial patrocinado por el gobierno para adquirir tecnología y experiencia en apoyo de su sistema militar.

 

 

Más información Smh.com.au

 

www.miabogadoenlinea.net