El 10 de diciembre de 2007 inició un juicio penal en el Perú en contra del ex presidente de aquel país, Alberto Fujimori, quién ejerció el cargo de 1990 al año 2000 en que renunciara estando en Tokio, Japón.

 

Se le imputan dos cargos: la muerte de 25 personas en dos operativos contra el terrorismo y el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer en 1992.

 

A unos días de concluir el juicio, Fujimori declaró el día de ayer en lo que fue calificado por la prensa peruana más como un discurso político que una defensa legal, ya que habló más para los televidentes que han seguido el curso del juicio, que para el tribunal.

 

En su declaración se dijo orgulloso de su política de pacificación y dijo que la historia lo reconocerá como el presidente que sacó al Perú del abismo en que se encontraba cuando él llegó a la presidencia. Recordemos que se trataba de años de operación del grupo guerrillero Sendero Luminoso.

 

Igualmente declaró que su legado de paz continuará a través de sus hijos Keiko y Kenji Fujimori y se reiteró inocente de los cargos.

 

Alberto Fujimori será llamado a declarar mañana viernes y se espera que después de ello se dicte sentencia en uno o dos días y d ser encontrado culpable podrá enfrentar una pena de hasta 30 años de cárcel.

 

Después de renunciar a la presidencia, Fujimori vivió en Japón hasta el año de 2005 en que viajó a Chile donde fue detenido y dos años después extraditado a Perú.

 

Se sigue otro juicio contra el ex mandatario por cargos de corrupción y de interceptar mensajes telefónicos de manera ilegal.

 

Fuente elcomercio.com.pe 

www.miabogadoenlinea.net