La Universidad de Illinois ha implementado serias medidas en contra de la piratería en su campus. Cuando algún titular de derechos de autor envía alguna queja conforme a la Digital Millennium Copyright Act sobre descargas no autorizadas en Bit Torrent, el dormitorio de ese estudiante es inmediatamente desconectado de Internet.

 

Además los estudiantes son citados a un audiencia disciplinaria y mientras no se celebre esa audiencia, su acceso a la red universitaria continúa restringido.

 

En la audiencia se le informa al estudiante sobre la naturaleza de su violación a las políticas universitarias en materia de derechos de autor y se determina la sanción aplicable que puede variar dependiendo de cada caso, y posteriormente se restablece el servicio. Sin embargo, después de la tercera llamada de atención al estudiante se le negará definitivamente el acceso a Internet desde su dormitorio.

 

La Universidad afirma que recibe más de 100 quejas sobre derechos de autor en la que los infractores son tanto personal del centro educativo como estudiantes.

 

Las medidas son extremas ya que aunque  la actividad en la dirección IP no siempre coincide con el lapso de tiempo que se establece en la queja, la sanción se aplica invariablemente.

 

La Universidad de Illinois no es la única que aplica estas medidas u otras semejantes ya que existe una legislación que limita el acceso a los fondos federales si los centros educativos no hacen lo suficiente para detener el intercambio ilícito de archivos y descargas ilegales en sus campus, lo que ha llevado a las escuelas a invertir cientos de miles de dólares en sistemas para bloquear el intercambio de archivos.

 

Las universidades harán lo que sea necesario para proteger esos recursos, más aun si se tarta de su red interna.

 

 

Más información en torrentfreak.com

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It