El conflicto territorial entre Bolivia y Chile volvió a tomar relevancia después de que en su discurso ante la 67° Asamblea General de la ONU el mandatario boliviano, Evo Morales, emplazara a Chile por una salida al mar.

 

Ambas naciones firmaron un Tratado de Paz de 1904 que definió las fronteras entre ambas naciones y por el cual Bolivia, a raíz de la Guerra del Pacífico de 1883, se quedó sin salida al mar, territorio que ahora reclama el presidente Morales.

 

Ante la Asamblea General de la ONU en la sede de Nueva York, Evo Morales dijo: "Bolivia emplaza una vez más al gobierno de Chile, ante la garantía de esta Asamblea General, a solucionar definitivamente su enclaustramiento político por los mecanismos pacíficos".

 

En su discurso dijo que la pérdida del territorio boliviano fue producto "de una invasión injusta bajo intereses de carácter oligárquico" realizada "con la participación de trasnacionales". Por tal motivo calificó el Tratado de Paz de 1904 como un tratado “injusto, impuesto e incumplido”.

 

"Quiero el acompañamiento de todos ustedes, a la cabeza de las Naciones Unidas, para poner fin a un daño histórico que le hicieron las potencias internacionales", aseveró. "Chile no puede ignorar el derecho boliviano ni desoír el pronunciamiento continental, mucho menos prolongar en el tiempo el encierro geográfico impuesto por la fuerza".

 

Su pronunciamiento tuvo una enérgica respuesta del gobierno chileno y este jueves el presidente Sebastián Piñera rechazó desde Valparaíso, Chile, las demandas del presidente Morales y se pronunció sobre el cumplimiento del Tratado y declaró que su gobierno va a hacer que se respeten los tratados que Chile ha firmado “y va a defender con toda la fuerza del mundo nuestro territorio, nuestro mar, nuestro cielo y nuestra soberanía".

 

Desde Nueva York el ministro de relaciones exteriores de Chile, Alfredo Moreno, también se pronunció sobre la petición de Evo Morales y recalcó que el Tratado está plenamente vigente desde hace más de 100 años, además de que se trata de un documento internacional que se sigue cumpliendo. Recordó así que mediante este acuerdo Bolivia adquirió derechos de libre tránsito de mercancías hacia y desde puertos del Pacífico, particularmente a través de la región de Antofagasta, que Chile ha cumplido.

 

Para Evo Morales la falta de salida al mar y el consecuente “enclaustramiento político” de su país es una limitante a la integración de los países de América del Sur. Para Chile, se trata de un asunto pasado que no está sujeto a discusión. Sin embargo, es motivo de una delicada situación entre ambas naciones que sigue entorpeciendo las relaciones diplomáticas.

 

 

Más información Emol.com

 

www.miabogadoenlinea.net