Después de haber cumplido funciones durante diez años, los tribunales comunitarios o gacaca finalizan en Ruanda sus funciones de llevar a juicio a millones de personas acusadas de haber participado en el genocidio de 1994.

 

Estos tribunales comunitarios fueron implementados tras la masacre que dejó en ruinas el sistema judicial de Ruanda y para juzgar localmente a los participantes.

 

Después del genocidio, el Consejo de Seguridad de la ONU creó el Tribunal Penal Internacional para Ruanda, con base en Tanzania, con la finalidad para perseguir a los responsables de estos crímenes de genocidio y de otras violaciones serias contra las leyes internacionales humanitarias.

 

Pero este Tribunal no tenía la capacidad de juzgar a todos los acusados por lo que el gobierno Hutu decidió implementar los gacaca en las diferentes comunidades, lo que dio la oportunidad para que los habitantes conocieran los hechos y pudieran discutirlos ampliamente.

 

Pero se trata de tribunales que han sido muy criticados por no haberse apegado a los principios de derecho internacional y no haber proporcionado un debido proceso para los acusados quienes, por ejemplo, no tuvieron el derecho de representación de un abogado además de que casi ninguno de los más de 160,000 jueces nombrados en las comunidades tenía formación jurídica.

 

De acuerdo con el gobierno de Ruanda en los gacaca se juzgaron unas dos millones de personas. Hasta el momento se desconoce cuántos imputados fueron encontrados culpables aunque se calcula que se trata del 65 por ciento.

 

La sanciones que estas personas recibieron fueron muy variadas, desde una larga reclusión en prisión con trabajos forzados hasta el regreso a sus comunidades para ayudar en la reconstrucción, lo que no resultó del agrado de muchos de los pobladores porque se trataba de personas que en su momento intentaron matarlos.

 

Los gacaca fueron establecido también para lograr la reconciliación nacional y por eso sus funciones, a diez años de implementados, se dan por finalizadas, igual que el mandato del Tribunal Penal Internacional para Ruanda que finaliza el 30 de junio de este año por lo que en diciembre de 2010 se puso en marcha el Mecanismo Residual Internacional para que una rama de este tribunal siga funcionando a partir del 1° de julio de este año y finalice sus funciones a finales de 2014.

 

 

 

Más  información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net