Habiendo seguido su curso legal la controversia por el proyecto eléctrico en Chile conocido HidroAysén, la Corte Suprema de ese país falló a favor del mismo por lo que se está a la espera de la resolución final del proyecto por parte del gobierno de Sebastián Piñera.

 

HydroAysén es un proyecto que plantea la construcción de cinco represas que producirán 2.700 MW  con un costo cercano a los US$ 7.250 millones, considerando la línea de transmisión, y cuya construcción será en Aysén, al sur de Chile en la Patagonia y en contra del cual están diferentes grupos de protección ambiental porque con esta construcción se destruirá parte de la Patagonia chilena.

 

El 20 de junio del año pasado una Corte de Apelaciones de Puerto Montt, Chile, ordenó la suspensión del megaproyecto hidráulico al haber aceptado tres recursos de protección interpuestos por algunos diputados, senadores y organizaciones de protección ambiental.

 

Pero esta semana la Corte Suprema ratificó el fallo de una corte inferior en la que se dio luz verde al proyecto desestimando la acción de los grupos ecologistas en las que se alegaba que se violarían derechos humanos de proseguir con este proyecto. Ahora solo falta que el gobierno, que se ha manifestado favorable con el proyecto, lo autorice definitivamente para que se inicie su construcción en el 2014 y se empiecen a anegar 6,000 hectáreas de tierra.

 

En el proyecto participan las  empresa española Endesa y la empresa chilena Colbún, las cuales defienden que su proyecto supondría una fuente de energía ecológicamente viable, confiable, sostenible y poco costosa.

 

Tras conocer el fallo, los grupos ecológicos que están en contra de HidroAysén señalaron que el fallo de la Corte Suprema está viciado puesto que en él participó el magistrado Pedro Pierry, poseedor de 109 acciones de Endesa y quien no fue inhabilitado al tener un interés directo en el caso. A este respecto el magistrado Pierry respondió a la prensa que la participación accionaria no está contemplada como causa para que un juez se recuse de conocer un caso de acuerdo con la ley chilena.

 

En voz del senador Antonio Hovarth, los opositores al proyecto, entre ellos el 60% de los pobladores de la Patagonia según una reciente encuesta, anunciaron que están dispuestos a llegar a instancias internacionales para detener el proyecto porque no se ha considerado la voluntad de la población ni otras alternativas menos costosas y ecológicamente sustentables para la generación de energía eléctrica.

 

 

Más información La Tercera

 

www.miabogadoenlinea.net