Google anunció recientemente que introducirá en 20 ciudades de Alemania el servicio de Street View, pero las críticas no se han hecho esperar ya que este programa al permitir al usuario visitar las ciudades en forma virtual con imágenes de las calles, se considera una violación a la privacidad.

 

Alemania es especialmente sensible al tema de la privacidad a consecuencia de las operaciones de la Gestapo del régimen nazista y la Stasi, la policía secreta de la Alemania Oriental comunista.

 

Google dijo que los residentes de las 20 ciudades que tiene previsto incluir en la primera fase de Street View, tienen de plazo hasta mediados de septiembre para solicitar que su hogar sea electrónicamente borrado e irreconocible en Internet.

 

Y la nación empieza a reaccionar. Los líderes de los partidos han declarado que por lo pronto ejercerán su derecho para que sus domicilios no aparecan en el programa de Google, pero además, también responderán con una legislación que limite la actuación de Google y que pueda incluso obligar a la empresa a pedir permiso para poder publicar las fotografías de automóviles, casas y edificios.  Y estos políticos tienen el apoyo de la ciudadanía, ya que más de 10,000 ciudadanos se han solicitado no ser registrados por Street View.

 

Si la legislación prospera, es posible que Goggle tenga que echar  abajo sus planes.

 

Más información en CNBC

 

www.miabogadoenlinea.net