Pastillas

 

Internos de un penal en Arkansas presentan demanda porque fueron tratados con ivermectina cuando enfermaron de Covid-19, sin su consentimiento

Cuatro internos de un penal en Arkansas, Estados Unidos, han presentado una demanda en contra del médico de la prisión porque cuando enfermaron de Covid-19 en agosto de 2021 les dio ivermectina como medicamento, sin su consentimiento.

La ivermectina ha sido aprobada en los Estados Unidos por la agencia de alimentos y medicamentos, FDA por sus siglas en inglés, como un agente antiparasitario que es usado en ganado y en humanos. En humanos se utiliza para tratar los piojos, sarna y otras infestaciones de parásitos.

Ha sido promocionado como una cura del Covid-19, pero los estudios que se han realizado al respecto concluyen que no hay información suficiente al respecto. Por tal motivo, la FDA ha descartado su uso para tratar a pacientes Covid aduciendo que no es más efectivo que un placebo.

En el caso, los demandantes, Dayman Blackburn, Julio Gonzales, Jeremiah Little y Edrick Floreal-Wooten, contrajeron la enfermedad en agosto del año pasado y fueron trasladados al “bloque de cuarentena”, donde el doctor Robert Karas les administró un “cocktail de drogas” en el que se incluía la ivermectina, sin que tuvieran conocimiento de ello.

Como resultado de la ingestión de la droga, los reos presentaron diarrea, deposiciones sanguinolentas, dolores intensos de estómago y algunos problemas con la visión, según declaran en la demanda presentada en la Corte de Distrito del Occidente de Arkansas en contra del doctor Karas, del alguacil Tim Helder y del Centro de Detención del Condado Washington. La demanda está respaldada por la organización American Civil Liberties Union, ACLU.

Según la demanda, los internos creyeron que estaban siendo tratados con medicamentos aprobados por el Centro de Control de Enfermedades y por la FDA y solo supieron que habían sido tratados con ivermectina cuando el alguacil informó de ello y la ACLU empezó a hacer indagaciones al respecto. Cuando la información trascendió y la FDA alertó una vez más de no tratar pacientes con este antiparasitario, la prisión pidió a los internos que firmaran autorizaciones retroactivas sobre el tratamiento. Fue en ese momento cuando los reos empezaron a cuestionar lo que estaban recibiendo como tratamiento.

“Estamos buscando una declaración de que esto fue ilegal y que no pueden seguir haciéndolo”, declaró sobre la demanda Holly Dickson, directora ejecutiva de ACLU Arkansas, quien sospecha que el antiparasitario empezó a ser usado en la prisión desde noviembre del 2020.

Los cuanto internos que presentaron la demanda piden, además, ser evaluados por otros profesionistas de la medicina y que les sean reembolsados los gastos legales en que están incurriendo con esta acción civil.

El asunto, sin duda, es muy serio y podría llevar incluso a cuestionarse si este médico estaba experimentando en los reos con drogas no aprobadas y sin consentimiento, lo que inmediatamente lleva a pensar en prácticas ejecutadas por el régimen nazi.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net