En Zambia, una reportera fue acusada de distribuir material obsceno que atenta contra la moral pública tras enviar fotografías de una mujer dando a luz en plena calle.

En las fotografías se mostraba a este mujer teniendo a su hijo en plena calle después de haber sido rechazada de dos hospitales debido a la huelga de enfermeras que en ese momento se efectuaba en el país. Lamentablemente el bebé falleció debido a la falta de atención oportuna.

La reportera no publicó estas fotografía, sino que en un intento de denunciar el hecho, las envió a diversos funcionarios de su país, incluyendo al presidente, quien las calificó de pornográficas, razón por la cual la reportera fue detenida y enjuiciada.

La mujer se enfrentaba a una sentencia de cinco años en prisión de haber sido encontrada culpable. Pero el juez que llevó su caso concluyó en su inocencia porque la fiscalía no pudo demostrar que las imágenes fueran obscenas.

Tras conocer el veredicto, la reportera y otros periodistas han declarado que el caso fue un intento del gobierno de ejercer censura a la prensa y que se trató de una acusación política.

Fuente BBC News

 

www.miabogadoenlinea.net