Folder con palabra secret y lupa

Una corte de distrito en Japón condenó a la ciudad de Zuchi, en la Prefectura de Kanagawa, a pagar 1,100,000 yenes (US$9,934) al esposo de Rie Miyoshi, una mujer que fue asesinada por su acosador, por haber proporcionado su información personal al homicida.

El acosador de Rie Miyoshi era su exnovio. Fue detenido, procesado y sentenciado en junio de 2011 por haberle enviado mensajes de texto en que amenazaba con matarla. Ese mismo mes ella pidió a la ciudad que restringiera el acceso a su información personal por razones de seguridad.

En noviembre de 2012 el acosador contrató los servicios de una agencia de detectives privados, uno de cuyos detectives, haciéndose pasar por el esposo de Rie, consiguió con una llamada telefónica su dirección. Presuntamente fue un funcionario de la oficina de recaudación quien proporcionó la información.

Con la información, el acosador buscó a Rie, la mató y luego se suicidó.

El esposo de Rie, hoy de 47 años, demandó a la ciudad argumentando negligencia al haber proporcionado la información sin haber confirmado quién la solicitaba y pidió una compensación de 11 millones de yenes.

En conferencia de prensa sostenida previo al fallo, el esposo, cuyo nombre no fue proporcionado, dijo que había demandado a la ciudad no para haber responsables a los funcionarios, sino para exponer el negligente manejo de la información personal por parte del gobierno.

El juez que presidió el proceso Isao Maesawa, de la Corte de Distrito de Yokohama, declaró que “haber proporcionado la dirección a un tercero constituye un incumplimiento en la obligación de confidencialidad bajo la ley de servicio público”. Sin embargo, se fijó una compensación menor al considerar que la ciudad no es responsable del homicidio porque los funcionarios desconocían las intenciones del perpetrador.

Conocida la decisión, el alcalde de Zuchi, Ryuichi Hirai, ofreció disculpas una vez más y declaró que la ciudad no planea apelar el fallo.

Durante el proceso, la ciudad ofreció llegar a un acuerdo con el esposo de Rie, pero él lo rechazó.

Por su parte, en 2015 el administrador de la agencia de detectives contratada por el homicida fue sentenciado por su responsabilidad.

El homicidio de Rie llevó a que se reformara la ley en contra del acecho, prohibiendo el envío repetido de mensajes por parte del acosador.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net