Página web de SOVA

La fiscalía de Moscú, Rusia, ha presentado cargos en contra de SOVA, una Organización No Gubernamental, ONG, que monitorea actividades extremistas en Rusia, por supuestos vínculos con dos organizaciones que el gobierno ruso ha declarado “organizaciones indeseables”, una de ellas de George Soros.

SOVA es una organización que se dedica a la investigación de nacionalismo, xenofobia y racismo en Rusia. Con fundamento en la ley aprobada en 2012 que regula a las ONG y obliga al registro de “agentes extranjeros”, organizaciones que reciben fondos del exterior y se dedican a temas políticos, la fiscalía de Moscú citó al director de SOVA, Alexander Verkhovsky, para que declare sobre sus vínculos con dos organizaciones estadounidenses que han sido vetadas en Rusia.

Estas dos organizaciones son National Endowment for Democracy (NED) y Open Society Foundation de George Soros (OSF). Ambas fueron calificadas de “organizaciones indeseables” bajo la citada ley de 2012.

El motivo del ejercicio de la acción penal es que SOVA menciona a las organizaciones en su sitio web en la sección “Sobre nosotros”, como entidades de las que en el pasado recibieron fondos.

En comunicado de prensa, SOVA explicó que los vínculos no “difunden directamente el material”, sino que se “adhieren a la etiqueta en línea” al permitir a los usuarios familiarizarse con las organizaciones. “Bajo la situación actual, SOVA se ve forzada a eliminar esos vínculos”, declaran.

En diciembre de 2016, SOVA fue clasificada como “agente extranjero” por recibir fondos de organizaciones extranjeras, por lo que tuvo que registrarse como tal. Al estar registrada, hay un mayor escrutinio sobre sus actividades.

Desde 2015, la ley de 2012 sobre las ONG fue reformada para permitir que los fiscales ordenen la extinción de las “organizaciones no deseables” sin necesidad de que exista una revisión judicial. Antes de eso, era el poder judicial el que tenía que ordenar la liquidación, previo proceso. Eso sucedió en 2013 con la organización GOLOS, que monitoreaba el proceso electoral en Rusia y que se negó a registrarse como “agente extranjero”, por la connotación negativa del término que hace referencia al espionaje. En julio de 2016 se ordenó la extinción de esta organización que actualmente se encuentra en proceso de apelación de la decisión.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net