Anillo de diamante sobre azul característico de Tiffany

Lisa O'Rourke es una exempleada de la emblemática joyería neoyorquina Tiffany & Co., por un supuesto despido injustificado, argumentando haber sido discriminada por ser portadora de un gen que podría mutar a cáncer lo que la llevó a decidir proceder con varias cirugías para extirparse los senos y los ovarios.

La demanda fue presentada por Lisa 0’Rourke el pasado mes de noviembre en la Corte de Federal de Distrito de Rhode Island, Estados Unidos, por su despido ocurrido en el año 2014.

En la demanda, O’Rourke explica que en 2014 fue “nombrada como la recién creada posición de Directora de Abastecimiento Estratégico” de Tiffany en su fábrica de Cumberland, Rhode Island. Previo a este ascenso ella recibió los resultados de un análisis que revelaban que estaba en riesgo de sufrir de cáncer de mama y de ovarios.

Derivado de ese análisis, ella decidió proceder con cirugías para evitar el riesgo y entre enero y febrero se efectuaron dos procedimientos quirúrgicos. Debido a complicaciones, su recuperación fue lenta por lo que regresó a laborar hasta mayo de 2014.

En la demanda señala que una vez que regresó, avisó a la empresa que necesitaría otro permiso de ausencia por enfermedad porque necesitaba otra cirugía. Inicialmente le concedieron el permiso, pero “el día previo a la cirugía, la directora del Departamento de Recursos Humanos, Karen Curtis, le advirtió que no había acumulado suficiente tiempo para un permiso adicional conforme a la Ley de Licencias Médicas Familiares y que tendría que retrasar su cirugía o su trabajo no quedaría protegido”.

Después de negociaciones, la demándate declara que “el director del Grupo de Recursos Humanos le informó que podía proceder con la cirugía y que su empleo estaría disponible para cuando se recuperara de esa cirugía”. Así, ella regresó a trabajar en agosto de 2014.

En octubre, Lisa O’Rourke, de 45 años de edad, avisó que necesitaba permiso para una nueva cirugía y mientras se definía el permiso le avisaron que su nuevo puesto desaparecería. En su lugar le ofrecieron un nuevo cargo con menos sueldo y responsabilidades, pero ella declinó la oferta.

Conforme a su abogada Kathleen Hagerty, Tiffany discriminó a su representada debido a su condición genética y explica que las cirugías fueron procedimientos necesarios para salvar su vida.

Por lo que considera un despido injustificado, Lisa O’Rourke está solicitando compensación por daños no especificados, pagos de salario retroactivos, daños punitivos y el pago de los honorarios de sus abogados, alegando que se ha infringido la Ley de Estadounidenses con Discapacidades de 1990.

A mediados de 2013 la actriz estadounidense Angelina Jolie publicó un editorial en el diario The New York Times, en el que describió la decisión que tomó por probabilidades de padecer cáncer, de hacerse una mastectomía doble para luego reconstruir ambos senos. Ella también había resultado ser paciente de “riesgo” por mutación de los genes BRCA1 y el BRCA2 que supuestamente aumentan las probabilidades de cáncer de seno y de ovario.

A partir de este anuncio, muchas mujeres, como Lisa O’Rourke, corrieron a hacerse el estudio genético y a efectuarse las consecuentes cirugías de extirpación de órganos. Lo lamentable de esto no es solo que a esta mujer le haya costado el empleo, además de la angustia emocional y el dolor físico que vivió, sino el hecho de que la comunidad médica ha declarado que no hay nada concluyente respecto de la mutación de los genes -descubiertos por un laboratorio que tiene las patentes-, ni sobre la eliminación del riesgo de desarrollar cáncer después de las cirugías.

Más información thefashionlaw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net