Lupa sobre documento confidencial

Este martes, medios locales informaron que el proceso que duró 10 meses, iniciado el pasado febrero en contra de 32 personas acusadas de espionaje para Irán, concluyó para quince de ellos en condenas de muerte emitidas por el Tribunal Penal Especializado de Riad, en el Reino de Arabia Saudita.

Otros 15 imputados fueron sentenciados a penas de prisión comprendidas entre 6 y 25 años, mientras que dos de los imputados quedaron absueltos.

Estas 32 personas, de las cuales 30 son saudís, un iraní y un afgano, fueron arrestados en 2013 y acusados de haber organizado un grupo de espionaje para Irán, pasando a ese país información militar y de seguridad sensible, con la pretensión de sabotear los intereses económicos saudís, socavando la cohesión comunitaria e incitado una lucha sectaria.

Los cargos también incluyeron el haber apoyado las protestas de la mayoría chiita de la región de Qatif, el reclutamiento de otros para cometer actos de espionaje, el envió de mensajes encriptados a los servicios de inteligencia iraní mediante correo electrónico y alta traición en contra del rey.

Durante el proceso la fiscalía incluso mostró evidencia de que algunos de los procesados se habían reunido con el supremo líder de Irán Alí Jamenei.

La mayoría de los hoy sentenciados eran funcionarios en los ministerios de la defensa y del interior, pero también se detuvo a un profesor universitario, a un pediatra, a un banquero y a dos clérigos.

Las sentencias emitidas por el Tribunal Penal Especializado pueden ser apeladas, además de que una vez firmes, las sentencias de pena de muerte deben ser ratificadas por el rey Salman, por lo que se trata de un proceso que todavía no ha concluido.

Más información arabnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net