Sherrilyn Kenyon, una de las novelistas de fantasía más vendidas en los Estados Unidos ha presentado una demanda en contra de Cassandra Clare, alegando que las series creadas por esta autora llamadas  Mortal Instruments y Shadowhunters (Instrumentos Mortales y Cazadores de Sombras) son una copia “a sabiendas e intencionalmente" de su serie Dark Hunter.

En la demanda se explica que la serie Dark Hunter de  Kenyon inició en 1998, mientras que la serie de Mortal Instruments de Clare, inició en 2007. Dark Hunter cuenta la historia de un grupo de guerreros inmortales que luchan para proteger a la humanidad de las criaturas y demonios que atacan a los humanos.

Según la demanda, los conflictos entre las escritoras iniciaron cuando Clare pretendía usar en su obra la marca registrada “darkhunter”, que ante los reclamos de Kenyon fue sustituida por el término “shadowhunter” y después el término hunter fue retirado del título de los libros de Clare.

El primer libro de la serie de Clare, de 2007, Mortal Instruments: City of Bones, se convirtió en una película en 2013. En 2014 se anunció que sería adaptado en una serie de televisión Shadowhunters: The Mortal Instruments que se estrenó el 12 de enero de este año.

De acuerdo con Kenyon, esto demuestra que pese al acuerdo de que el uso del término “shadowhunter” no se ampliaría, Clare “ha persistido a través del tiempo en la expansión del uso del término pasando de ser una mera descripción de los protagonistas, después a parte del título de sus obras hasta finalmente convertirse en una marca completa confusamente similar a la de la serie Dark Hunter".

La demanda también destaca que Clare ha utilizado símbolos y materiales similares a los de Kenyon, señalando que los elementos ficticios de ambas obras, en muchos aspectos son prácticamente idénticos.

"Estos elementos sustancialmente similares, aunado al amplio acceso que Clare pudo tener a la serie Dark Hunter, dejan poca duda de que numerosos elementos originales sustantivas de la serie Dark Hunter han sido copiados por la acusada" dice la demanda.

"Tanto la serie Dark Hunter y la serie Shadowhunter giran alrededor de un grupo élite de guerreros que deben proteger al mundo humano de la amenaza paranormal invisible que trata de destruir a los seres humanos a medida que avanzan en su vida cotidiana”.

“Al escribir Clare Mortal Instruments and the Shadowhunters Series, a sabiendas e intencionalmente, copió la serie Dark Hunter y sus elementos originales para crear una obra u obras sustancialmente similar a y derivado de la serie Dark Hunter", concluye la demanda.

Kenyon acusa Clare de violación de derechos de autor y marca registrada y publicidad engañosa, y exige el pago de una compensación por daños y pérdida de beneficios, así como el cese de las infracciones.

Más información en courthousenews.com


miabogadoenlinea.net


Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net