0
0
0
s2smodern
Portada de disco de Kanye West

 

Kanye West está tratando de liberarse de los contratos que celebró al inicio de su carrera con editores y compañías discográficas por lo que presentó distintas demandas, una de ellas es contra dos subsidiarias de EMI que tienen los derechos sobre sus canciones desde 2003. Según se ha revelado en el proceso, el contrato de Kanye West establece que no puede dejar de producir material.

EMI April Music, Inc y EMI Blackwood Music, Inc. (EMI) son compañías que administran derechos de publicación de la música de los artistas, es decir, adquieren los derechos de uso y explotación, y entregan parte de los beneficios a los autores.

Una cláusula del contrato celebrado ente West y EMI establece que “… a lo largo del Período que se extiende en esta Modificación, seguirá participando activamente en la escritura, grabación y producción de Composiciones y Álbumes, como su principal ocupación. En ningún momento durante el Periodo buscará retirarse como compositor, artista de grabación o productor, o tomará una pausa prolongada durante la cual no esté siguiendo activamente su carrera musical de la misma manera básica en que lo ha hecho hasta la fecha. (La estipulación que precede no se considerará que le impide tomar vacaciones de duración limitada.) "

Pero además, las definiciones del propio contrato le dan otro sentido distinto a conceptos simples como el concepto de un año que en término del contrato se extiende más allá de los 12 meses regulares.

Por el establecimiento de esta cláusula, West intenta que el asunto sea tratado como un asunto laboral y no de propiedad intelectual, para lo cual usa de fundamento la sección 2855 del Código Laboral de California que limita los contratos de servicios personales a no más de siete años. Según los documentos judiciales, West ha estado "trabajando" para EMI desde 2003, cuando durante la grabación de College Dropout firmó un contrato "desigual" con la compañía.

El acuerdo obligó a West a entregar un número mínimo de canciones nuevas lo suficientemente buenas como para ser lanzadas por los principales sellos. West obtuvo un anticipo de unos pocos cientos de miles de dólares más regalías según lo define el contrato. Después de que College Dropout obtuvo un gran éxito y West siguió obteniendo grandes logros musicales, EMI ejerció sus opciones para extender el acuerdo por términos adicionales.

"No hace ninguna diferencia en la sección 2855 si el contrato es justo, o si el empleador ha alcanzado el objetivo final del contrato", se explica en la demanda. "Solo importa si los servicios comenzaron hace más de siete años. No se puede discutir que esto sucedió en el caso. El período de siete años terminó bajo este contrato el 1 de octubre de 2010. Durante más de ocho años, (en conjunto) más del doble del período máximo de siete años que permite la ley de California, EMI ha hecho cumplir el contrato en violación de la ley de California, privando al Sr. West del ‘período de espera’ que impone la ley de California ".

EMI trató de prevenir este supuesto, estableciendo en el contrato que "para los fines de la ley de California, el acuerdo no constituye un acuerdo de servicios personales". En cambio, el contrato requiere que West simplemente "entregue" a EMI “los derechos de propiedad sobre las canciones que escribe”.

La estrella del hip-hop no sólo busca la posibilidad de firmar nuevos acuerdos con otros sellos discográficos y editores de música, sino que también alega que EMI se ha enriquecido injustamente con millones de dólares a partir de 2010 por lo que solicita una declaración judicial que impida a EMI seguir explotando las composiciones que entregó a la compañía después de octubre de 2010.

Esta última solicitud ha llevado a EMI ha tratar que el caso se lleve a un tribunal federal para que se analice a la luz de las disposiciones en materia de derecho de autor. "Los derechos, el interés de propiedad y la explotación de composiciones musicales con derechos de autor son precisamente el tema de la Ley de Derecho de Autor", indica el aviso.

Aunque EMI no lo menciona explícitamente, la ley federal tiene su propio esquema legal para la reversión de los derechos de autor y, desafortunadamente para West, según las reglas de terminación, los autores deben esperar 35 años después de la fecha de publicación para reclamar los derechos.

Pero lo abogados de West ha contra argumentado que el lenguaje del contrato indica que EMI era consciente de que se trataba de un contrato de servicios personales, e intentó evadir las disposiciones de California al respecto.

Además, los abogados de West señalan que la cláusula que prohíbe el retiro, es “cómicamente inconsistente” con cualquier afirmación de que el contrato no es de servicios personales. Más aún “EMI no habría tenido ningún interés en asegurarse de que el Sr. West siguiera escribiendo, grabando y produciendo canciones, y que continuara ‘activamente’ su carrera musical, a menos que los servicios personales de composición, grabación y producción fueran parte del contrato con el Sr. West”.

El juez deberá definir si se queda en la jurisdicción de California o pasa a la jurisdicción federal.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern