Cada país tiene alguna característica propia que le define. Por ejemplo, según el cantante italiano cuyo nombre honestamente no recuerdo, las mujeres mexicanas somos bigotonas y gordas.

 

En Rusia la característica es la pasión por el juego, el cual está considerado como una enfermedad nacional. Por eso el gobierno, para “curar” esta afección de su población, aprobó una ley que ahora es vigente en la cual se prohíbe en casi todo su territorio las casas de juego y solo se permiten a partir de ahora las apuestas, la lotería y el póker.

 

Por supuesto que las grandes inversiones en materia de casinos decidieron levantar sus cosas y salir del país puesto que aunque el juego está permitido en algunas ciudades, éstas están muy lejanas y poco desarrolladas.

 

Así que al quedarse los rusos sin su diversión nacional, posiblemente tengan más dinero para pagar el coche o la mensualidad de la casa, pero tal vez eso los haga más felices.

 

Sí por decreto se pudieran “curar” esas características, quizá la nueva legislatura deba expedir una nueva ley para que el IMSS y el ISSSTE ofrezcan como nuevo seguro la depilación láser a las mexicanas y quitarnos lo bigotonas.

 

Fuente El País.com

www.miabogadoenlinea.net