Emma Way es una joven británica de 22 años que hoy dice que su mayor arrepentimiento en la vida es un mensaje que escribió en Twitter en el que en lugar de asumir responsabilidad por sus actos, buscó exculparse de ellos.

 

Pero gracias a su mensaje la policía conoció del accidente en que ella participó y pudo presentar las debidas acusaciones que hoy le han costado a Emma Way dinero y puntos de su licencia de conducir.

 

“Definitivamente hace rato tiré a un ciclista de su bici ¡Yo tengo derecho de vía él no paga siquiera el impuesto de vía! #malditosciclistas (#bloodycyclists)”, escribió Emma a sus seguidores después de haber colisionado con Toby Hockley mientras ella conducía su vehículo cerca de Rockland All saints, Norfolk, Inglaterra.

 

Afortunadamente el ciclista solo sufrió algunos rasguños y un daño menor en su bicicleta, pero la policía presentó cargos contra Emma de conducir sin precaución, de no haberse detenido después del choque y de no haber dado aviso a las autoridades del accidente.

 

Finalmente el juez la liberó del cargo de conducir sin precaución, pero no de no haberse parado y no haber reportado el accidente por lo que fue multada con 337 libras esterlinas, más 300 libras esterlinas por costas judiciales, además de haber perdido puntos de su licencia.

 

En la corte Emma reconoció que su tweet fue “ridículo y estúpido” y ofreció disculpas a los ciclistas reconociendo que hasta el momento ese mensaje es su mayor arrepentimiento en la vida.

 

El caso de Emma, quien tuvo tiempo para escribir un mensaje exculpatorio en Twitter pero no para auxiliar a su víctima, es quizá un buen ejemplo de la razón por la cual el Diccionario Oxford de la lengua inglesa ha elegido “selfie” como la palabra del año y que hace referencia a todos estos mensajes, fotos e imágenes que se suelen compartir en redes sociales y que son evidencia del alto grado de narcisismo que estamos respirando en la actualidad.

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net