La Suprema Corte de los Estados Unidos estuvo discutiendo durante una hora sobre ropa interior y cavidades de los estudiantes de aquel país. Esto como resultado del estudio del caso de la demanda que interpuso una persona, estudiante en el 2003, en contra del director de su escuela por autorizar que se le desnudara para que le buscaran pastillas que supuestamente llevaba de contrabando.

 

En diversas escuelas en Estados Unidos se efectúan este tipo de revisiones en las mochilas y bolsillos de los estudiantes para buscar la introducción de drogas para ser distribuidas entre los estudiantes. La Suprema Corte está revisando lo relativo a la legalidad de hacer estas revisiones no solo en la ropa interior, sino también en diferentes cavidades corporales.

 

La demandante del caso que ha desatado esta discusión, fue revisada cuando otra estudiante la acusó de llevar ibuprofeno. Cuando las mujeres oficiales no encontraron pastillas en su mochila ni en su ropa exterior, la desnudaron, sacudiendo su brassiere y jalando sus calzones a los lados para “echar ojito”.

 

Pero tampoco encontraron nada. Y en eso se basó su demanda, en el hecho de que sin evidencia que lo soportara, se autorizó que la desnudaran.

 

Y mientras se discutía si se había violado la Cuarta Enmienda en el caso de esta estudiante por no haber habido sospecha razonable para hacer la revisión, algunos Ministros se mostraron asombrados de que los adolescentes escondieran cosas en sus calzones a lo que el Ministro Stephen G. Breyer contestó que no le parecía ilógico que lo hicieran. Recordó que en su experiencia de estudiante solían cambiarse una vez al día, para la clase de deportes, y que los estudiantes solían meterle cosas a sus calzones. Su cometario desató una carcajada en la audiencia y el sonrojo del Ministro por el desacierto en su expresión.

 

No hubo un acuerdo final, pero pareció prevalecer la opinión de que es preferible que los estudiantes se sometan a estas revisiones, aunque sean un tanto humillantes, a tener que responder por muertes de jóvenes debido al consumo de sustancias ilegales.

 

Fuente New York Times
www.miabogadoenlinea.net