La policía de Zúrich, Suiza, se vio en la necesidad de detener por una cuantas horas a una socialité inglesa, Tara Palmer-Tomkinson, ahijada del príncipe Carlos, por lo que lograron apreciar dentro de su maleta: un par de pistolas.

 

Tara Palmer, de 41 años, no llevaba pistolas, sino un par de zapatos creación Chanel y diseñados por Karl Lagerfeld cuyos tacones de 90 milímetros semejan a una pistola.

 

No es la primera vez que esta mujer es detenida en Suiza por estos zapatos creación exclusiva. Hace cuatro años también fue detenida por los mismos zapatos aunque en aquella ocasión no los pudo utilizar durante sus vacaciones en Suiza porque la policía tardó cinco días en regresárselos.

 

Esta vez la detención fue durante un par de horas y ocurrió en el aeropuerto de Zúrich cuando esta mujer de la alta sociedad británica intentó abordar un avión con destino a Londres tras haber finalizado sus vacaciones en Klosters, una exclusiva estación de invierno para esquiar localizada en el condado de Graubünden, Suiza.

 

Gracias a la red social de Twitter, sus seguidores supieron del incidente del que ella reportó que solo se trató de un contratiempo de una cuantas horas, tiempo que pasó jugando backgammon con oficiales de la policía mientras se examinaban detenidamente sus costosos zapatos-pistola.

 

Una vez que la policía se aseguró que los tacones de los zapaos solo asemejaban pistolas, éstos le fueron devueltos a la socialité quien abordó su avión de regreso a casa, Londres.

 

Quizá en su próximo viaje mejor decida dejar sus exclusivísimos zapatos diseñados-para-matar en casa porque además de que le han reportado problemas en las aduanas suizas, es inconcebible que pasados cuatro años ¡Siga usando el mismo par de zapatos! So uncool!

 

 

 

Más información The Local

 

www.miabogadoenlinea.net