Manos entrelazadas

La corte del estado federado de Baviera, Alemania, rechazó el jueves de la semana pasada las pretensiones de un agente del Servicio Federal de Inteligencia, Bundesnachrichtendienst, BND, que pedía una compensación de 400,000 euros, despedido por haber tenido una relación amorosa mientras estaba en servicio.

El demandante fue jefe de la oficina del BND en Riga, Letonia. Pese a que las reglas de dicho organismo establecen que ningún agente o empleado de esa oficina podrá tener relaciones sexuales con ciudadanos del país a donde han sido asignados, este hombre se involucró con una ciudadana letona.

Si bien inicialmente no informó de su romance a sus jefes, permitió que sus colegas del servicio de seguridad de Letonia revisaran los antecedentes de la mujer, que resultó ser totalmente inofensiva.

Hasta que la pareja decidió vivir junta, el agente alemán informó a sus superiores del romance, al tiempo que informó de otro empleado de su oficina que también tenía un romance con una mujer letona que también había sido encontrada inofensiva por el servicio de inteligencia letón.

Los superiores de la BND no estuvieron felices con estas noticias por lo que en 2008 llamaron de regreso a este agente alemán para después decidir que no podían confiar más en él y despedirlo.

El ex espía alemán presentó una demanda ante la corte administrativa de Baviera argumentando que con el despido se habían violado sus derechos. La corte administrativa estuvo de acuerdo, pero no así la corte estatal que decidió la semana pasada que los reclamos no prosperaban y, además de negar a este hombre la compensación reclamada de 400,000 euros, le ordenó pagar los gastos judiciales.

Frente a este revés, el abogado del ex agente declaró que apelarán la decisión ante la Corte Federal de Alemania.

Si James Bond hubiera sido alemán, lo habrían despedido desde el inicio.

Más información thelocal.de

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net