Alusión a persona orando en mezquita

En un inusual caso, una mezquita francesa ganó un caso contra un fiel, un musulmán salafista al que acusaron de interrumpir los servicios religiosos, basado en la ley que garantiza la secularidad en Francia y sobre la que se apoya la prohibición al uso en escuelas y sitios públicos del velo islámico.

Los hechos ocurrieron en Lyon, Francia, cuando una pequeña mezquita acusó a Faouzi Saidi, un musulmán ultraconservador de 52 años de edad, por criticar a un imán, conducir sus propias oraciones, interrumpir las oraciones de los demás y predicar la doctrina salafista a los recién convertidos.

Con fundamento en la ley que data de 1905 que establece la separación iglesia-estado en Francia, y que fundamenta la legalidad de la prohibición a las mujeres de llevar sus cabezas o cuerpos cubiertos con los velos islámicos en sitios públicos, el abogado de la mezquita, Mathieu Allard, presentó su caso contra el disruptivo congregante pues la ley proporciona una acción legal cuando se ve comprometida la habilidad de expresar la libertad de conciencia.

De esta forma Faouzi Saidi fue encontrado culpable de violación al libre ejercicio del culto y condenado a pagar 1,500 euros con 500 euros suspendidos.

Para el sentenciado se trata de una decisión injusta porque a su juicio sólo criticó un poco al imán que estaba a cargo de la mezquita y tras haberlo hecho, en 2014, se le prohibió la entrada al templo religioso. Su abogado, Christophe Bruschi, declaró que se apelará el fallo.

Para el abogado Allard la decisión es muy interesante pues explica que de la investigación que realizó la ley no había sido utilizado a favor de la comunidad musulmana, habiendo sido utilizada en tribunales por última vez en 1980 cuando un grupo de personas en estado de ebriedad interrumpieron una misa de celebración de Año Nuevo.

Esta ley fue usada también en 1911 contra un sacerdote que al oficiar unos servicios funerarios criticó al difunto, lo que no fue del agrado de la familia que optó por llevar a su muerto a otra iglesia para no seguir escuchando al inoportuno cura.

Más información Ap y lefigaro.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net