La periodista Roxana Saberi fue declarada culpable de espionaje y condenda a 8 años de prisión tras un juicio sumario a puerta cerrada en Teherán, capital del Irán.

 

Esta mujer, con nacionalidad estadounidense e iraní, fue detenida en enero pasado, acusada en un inicio de comprar alcohol. Después se le levantaron cargos por trabajar como periodista con las credenciales vencidas, pero la semana pasada se le formularon cargos más serios de haber cometido actos de espionaje para Washington.

 

Cuando se conocieron estos cargos, funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos declararon a favor de la periodista de 31 años, a lo cual autoridades de Teherán respondieron que de acuerdo con el derecho internacional, no se pueden emitir opiniones sin conocer el fondo jurídico del asunto.

 

Tras conocerse su sentencia, el Ayatollah Sharudi, líder del poder judicial, declaró que la periodista tendrá el derecho de apelar la sentencia y de obtener una respuesta rápida y apegada a derecho y no se sabe si esta declaración significa que Saberi recibirá clemencia o si se trata de una declaración sobre el apego a derecho del proceso judicial.

 

El presidente de Estados Unidos declaró también su deseo de que se reconsidere la sentencia toda vez que la mujer no ha actuado como espía de su país, a lo cual el Ministerio del exterior de Irán respondió que es una norma de derecho el respeto de las sentencias emitidas por el poder judicial y que hasta que no se analice el fondo judicial no se pueden expresar puntos de vista.

 

Las autoridades judiciales de Irán no han revelado mayores detalles sobre los cargos ni sobre el juicio, como tampoco lo ha hecho el abogado de la periodista a quien se le instruyó a no hablar del caso mientras este tuviera vigencia.

 

Roxana Saberi es una periodista que creció en Fargo, Dakota del Norte, Estados Unidos, hija de padre iraní y madre japonesa. En el 2003 trasladó su residencia a Irán donde trabajó como periodista para BBC y Fox News, entre otras, pero en el 2006 el gobierno iraní revocó sus credenciales de prensa. Se quedó en Irán donde declaró que ha estado estudiando y escribiendo un libro.

 

 Fuente BBC News
www.miabogadoenlinea.net