En un aniversario más del fallecimiento de Salvador Allende, la Corte de Apelaciones de Santiago, Chile, confirmó la decisión del ministro Mario Carroza y por decisión unánime cerró definitivamente la investigación sobre su muerte.

 

El ministro Carroza cerró la etapa de investigación el pasado 29 de diciembre argumentando que se habían realizado todas y cada una de las diligencias para verificar las líneas de investigación trazadas.

 

La investigación se abrió como parte de una de las 726 querellas presentadas por víctimas de violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura de Augusto Pinochet, entre el 11 de septiembre de 1973, fecha del golpe de estado, y el 11 de marzo de 1990, fecha en que tomó posesión de la presidencia del país Patricio Aylwin.

 

Las 726 querellas interpuestas por la fiscal judicial obedecen a la indagatoria que ordenó realizar el ministro de la Suprema Corte, Sergio Muñoz, respecto de todas las personas sobre las que no se había abierto proceso judicial para clarificar su muerte ocurrida en el período mencionado, y entre las que figura el nombre del ex mandatario.

 

Con la confirmación de esta decisión por parte de la Corte de Apelaciones no se aceptarán nuevas evidencias ni se llamarán a nuevos testigos como la toma de declaración del ex presidente Patricio Aylwin que había solicitado en mayo de este año un abogado querellante.

 

La intención de estos procesos es tratar de cerrar las profundas heridas en la sociedad chilena estableciendo una verdad legal, pero se trata de heridas que desafortunadamente siguen dividiendo a los chilenos.

 

 

Más información emol.com

 

www.miabogadoenlinea.net