La Corte Suprema de Canadá resolvió que no deben pagarse derechos de autor a artistas o sellos discográficos cuando las bandas sonoras de películas o de videojuegos se descarguen a través de Internet.

 

Al resolver cinco casos sobre derechos de autor, la Corte equiparó las compras de videojuegos y películas en la red a las compras que realizan los clientes en una tienda, por lo que no pueden cobrarse regalías adicionales por las bandas sonoras contenidas en los mismos.

 

Según el alto tribunal, esas regalías ya fueron pagadas por adelantado y los artistas no pueden recibir una cantidad adicional, como no la reciben cuando estos productos son comprados en establecimientos comerciales.

 

En las demandas se planteaba que las descargas de música deben ser vistas a la misma luz que las emisiones de radio, que producen ganancias adicionales, pero la Corte consideró que ese supuesto únicamente aplica cuando la música es consumida en línea o streaming, caso en el que sí corresponde un pago de regalías.

 

Para el Alto Tribunal "no hay diferencia práctica entre comprar una copia duradera del trabajo en una tienda, recibir una copia por correo o descargar una copia idéntica usando Internet”.

 

La Corte también estableció que no corresponde pagar regalías por la música que forma parte de una película o un programa de televisión cuando se transmite en los cines, televisión abierta o de paga.

 

Tiendas de música online, como iTunes de Apple, tampoco tendrán que pagar derechos de autor por ofrecer la vista previa de canciones, que por lo general duran sólo 30 segundos y, a juicio del tribunal, son “ investigación” "al igual que un comprador puede probarse la ropa en una tienda antes de comprarla”.

 

 

Más información en The Hollywood Reporter

 

www.miabogadoenlinea.net