Helen Winkelman, Juez Presidente del Alto Tribunal de Nueva Zelanda, resolvió que las órdenes de cateo usadas por la policía para allanar la mansión de Kit Dotcom y confiscar sus propiedades eran “demasiado amplias e inválidas…por lo que el registro y la incautación fue por lo tanto, ilegal."

 

El fallo de la juez Winkelman concluye que "las órdenes de cateo no describían adecuadamente los delitos a los que se referían y de hecho se quedaron muy por debajo. Eran órdenes de cateo generales, y como tales, no son válidas. "

 

Además, las órdenes de cateo abarcan tantas categorías que inevitablemente se confiscó material tanto relevante como irrelevante para el caso, y la policía no puede apoderarse de información irrelevante para el caso, por lo que también es ésta una razón para declarar las órdenes inválidas.

 

La juez considera en su decisión que aunque se admitiera que las órdenes especifican la infracción que se persigue y el alcance de la búsqueda, también adolecen de las condiciones para dicha incautación, las condiciones por ejemplo hubieran podido incluir la confiscación de los discos duros, su clonación y la extracción  de la información relevante y regresar a Kit Dotcom los discos originales o sus clones, pero ese no es el caso, por lo que también por esa razón serían inválidas.

 

Aún si las órdenes de cateo hubieran sido legales, es claro que la policía se excedido más allá de lo que legalmente le está permitido hacer al ejecutar las órdenes. Hasta el momento la policía continúa conservando material irrelevante para el caso porque no ha solicitado a las autoridades norteamericanas distinga entre el material relevante del irrelevante y no tiene la capacidad de hacerlo por si mismo porque son las autoridades de Estados Unidos las que llevan la investigación principal

 

Respecto a los datos extraídos de Nueva Zelanda también se resolvió que fueron obtenidos en forma ilegal y no que no debieron haber sido sacados del país.

 

Dice la juez "... La entrega de los discos duros clonados al FBI para su envío a los Estados Unidos fue contraria a la instrucción del 16 de febrero bajo la sección 49 (2) de la MACMA (por sus siglas en inglés, Ley de Asistencia Mutua en Materia Penal) de que los elementos incautados debían permanecer bajo la custodia y  control del Alto Comisionado de la Policía. Por lo que la entrega de los clones de disco duro se hizo en violación de la sección 49 (3) de la MACMA. "

 

Aunque esta es una importante victoria para el dueño de Megaupload, el asunto esta lejos de terminar. La juez aún no decide sobre las peticiones que hizo Dotcom sobre la entrega de los bienes embargados y la suerte que seguirá la información contendida en los discos duros y la de los propios discos duros y sus clones, además de que los cargos en su contra establecidos por Estados Unidos siguen en pie así como la audiencia de su caso de extradición que está programada para el 6 de agosto.

 

 

www.miabogadoenlinea.net