Después de que en febrero de este año Tailandia y Camboya movilizaran sus tropas nuevamente hacia la zona del templo de Preah Vihear dedicado al dios hindú Shiva, y que en abril la violencia se recrudeciera dejando 20 muertos y numerosos desplazados, la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, Países Bajos, ordenó el retiro inmediato de tropas de ambos países de la zona aledaña al templo.

 

La decisión de la Corte obedece a una solicitud que se hizo de aplicar medidas cautelares para el resguardo de la zona después de los eventos de abril de este año.

 

El templo de Preah Vihear se localiza en la línea fronteriza entre ambas naciones lo cual ha ocasionado enfrentamientos desde 1954, año en que Camboya obtuvo su independencia de Francia y tropas de Tailandia ocuparon la zona del templo reclamándolo para si.

 

La disputa llegó a la Corte Internacional de Justicia en 1959, en una demanda presentada por Camboya para el establecimiento de límites y el máximo órgano judicial de las Naciones Unidas falló a favor de ese país, condenando a Tailandia a desalojar la zona y a regresar a Camboya las piezas arqueológicas extraídas del templo.

 

La decisión de la Corte se fundamentó exclusivamente en cuestiones limítrofes, sin considerar antecedentes históricos ni religiosos, y en la existencia de un mapa que data de 1907, hecho por Francia, en donde se establece la línea divisoria entre ambos países, dejando el templo en lado de Camboya.

 

Tailandia argumentó que el mapa no era válido pues no había sido realizado por una comisión conjunta entre Francia, en ese entonces colonizador de Camboya, y Tailandia, entonces Siam. Camboya contra argumentó que el mapa fue entregado a Tailandia en esa fecha y que ese país no hizo objeción alguna sino hasta 1954, año de la independencia de Camboya.

 

La Corte, en un fallo de 9 votos contra 3, determinó que el templo se ubicaba en territorio camboyano considerando que Tailandia no objetó el mapa y sus límites en un período razonable de tiempo.

 

En 1963 Camboya retomó posesión del templo y permitió que los tailandeses siguiesen visitando la zona sin necesidad de visa y dispensó el fallo de la Corte que obligaba a Tailandia regresar las piezas arqueológicas, permitiendo que se quedaran con ellas.

 

Pese a la resolución de la Corte y a los gestos conciliatorios de Camboya, Tailandia sigue diputando un área de 6 kilómetros cuadrados situados en los alrededores de la zona, lo que ha ocasionado los enfrentamientos y disputas en la zona.

 

En esta nueva resolución de la Corte, se ordena a Tailandia permitir el acceso de víveres a las tropas camboyanas y a la población civil. Lo anterior porque el acceso al tempo es más fácil desde Tailandia que desde Camboya.

 

En la resolución también se exhorta a los dos países a continuar la cooperación que comenzaron con mediación de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) y a permitir el acceso a la zona de los observadores de esa organización.

 

Preah Vihear fue declarado por la UNESCO en 2008 Patrimonio de la Humanidad.

 

Más información ONU

 

www.miabogadoenlinea.net