Una Corte de Apelaciones de la Gran Bretaña falló el miércoles pasado en contra de la operadora de aeropuertos británica BAA en materia de competencia y le ordenó la venta de dos de los aeropuertos que administra en un plazo no mayor a dos años.

 

BAA es la operadora de aeropuertos más grande de la Gran Bretaña, que es propiedad de ADI Limited, un consorcio encabezado por la empresa española Grupo Ferrovial y que administra las aeropuertos de Heathrow y Stansted en Londres, así como los aeropuertos de Edimburgo, Glasgow, Aberdeen, Southhampton y Naples.

 

La discusión radica en la decisión que tomó la Comisión de Competencia de que BAA debía vender tres de sus aeropuertos pues incurría en prácticas restrictivas al comercio. Esta decisión fue litigada por la empresa y el Tribunal de Apelaciones de Competencia dio la razón a BAA porque apoyó el argumento de que la decisión de la Comisión de Competencia se había tomado pese a existir conflicto de intereses de uno de los comisionados en este caso.

 

En junio pasado ese fallo fue apelado por la Comisión de Competencia y hoy la Corte de Apelaciones le concede la razón y obliga a BAA a vender el aeropuerto de Stansted y uno de los escoceses, ya sea Glasgow o Edimburgo en un plazo de dos años. El aeropuerto de Gatwick, que también estaba en la orden de la Comisión de Competencia, ya fue vendido.

 

En un comunicado de prensa BAA anunció que solicitará permiso a la Suprema Corte de la Gran Bretaña para apelar el fallo, formalidad que se debe cumplir antes de proceder con la apelación, sobre la base de que en esta sentencia de apelación solo se concedió la razón a la Comisión de Competencia en dos de los cinco argumentos que esgrimieron.

 

El precio de las acciones de BAA se mantuvo en 7.5 euros tras darse a conocer la decisión judicial.

 

Más información Invertia.com

 

www.miabogadoenlinea.net