Cuando escribieron sus obras ni Lope de Vega ni Calderón de la Barca imaginaron que cinco siglos después se estaría solicitando el pago de regalías por las obras teatrales que escribieron para ser puestas en escena.

 

Pero eso es precisamente lo que está sucediendo en España, en donde la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) está exigiendo el pago de regalías al alcalde de un pueblo llamado Zalamea de la Serena por la puesta en escena de la obra de Calderón de la Barca, El Alcalde de Zalamea.

 

Según la SGAE el pueblo debe regalías por los once años que han representado la obra por lo que su deuda asciende a 24.075 euros. Eso sí, aclara que no cobra regalías por la obra de Calderón de la Barca, que ya es de dominio público, sino por la adaptación de la obra que hizo Francisco Brines, quien no ha cedido los derechos a favor del pueblo.

 

No se trata del único caso. La SGAE también ha notificado a Fuente Obejuna, Córdoba, que deberá pagar el 10% de la taquilla de las representaciones que haga de Fuenteovejuna de Lope de Vega entre el 19 y el 23 de agosto por la adaptación que hace el director del original y en vista de que el director no ha cedido sus derechos al respecto al pueblo.

 

A la SGAE se le fue un pequeño detalle: el director cedió sus derechos al pueblo, pero además ha declarado que él no pertenece a la Sociedad por lo que no debe renunciar ante ellos a nada puesto que no les ha dado el derecho de representarlo en ningún cobro.

 

Frente a las actuaciones de estas sociedades que defienden los derechos de autor, como la SOMEXFON en México, uno se pregunta si trabajan efectivamente para defender los derechos derivados de la propiedad intelectual o solo para cobrar las tarifas y detener la expansión del conocimiento de las obras literarias y musicales.

 

Fuente Reuters España

www.miabogadoenlinea.net