La hacienda española sigue detrás de personajes famosos, y ahora se lanza en contra del famoso autor de libros como La Catedral del Mar, La Mano de Fátima y La Reina Descalza, Ildefonso Falcones, acusándole de evasión de impuestos por los años 2009, 2010 y 2011.

La acusación del fiscal del servicio de delitos económicos de la Fiscalía Provincial de Barcelona incluye a la esposa del escritor María Carmen Rosich, y a su hermano Rafael María Falcones por delitos contra la Hacienda Pública por presuntamente haber defraudado más de 1,4 millones de euros.

Según al acusación los ingresos del matrimonio en el periodo de 2009 a 2011 provinieron principalmente de las regalías de derechos de autor que el escritor recibió por sus obras tanto por la ediciones españolas como las extranjeras, y estos alcanzaron 4.4 millones de euros, mientras que ellos declararon como ingreso sólo 375,000 euros.

La fiscalía sostiene que para evadir sus obligaciones fiscales, el matrimonio y el hermano, como representante de la sociedad Bufete Falcones, utilizó el mismo sistema que otros famosos han implementado, es decir, crear entidades no residentes en España a las que les transmitió sus derechos patrimoniales.

Pese a que el matrimonio de hecho controlaba  las sociedades, mantenían una “desvinculación formal" de las entidades,  “logrando ocultar a la Hacienda española la obtención de importantes rendimientos económicos, trasladando dichas rentas a países de reducida tributación", como las Islas Caimán.

En su escrito, el fiscal ejemplifica lo anterior sosteniendo que Falcones transmitió en noviembre de 2004 al Bufete Falcones SL la totalidad de los derechos patrimoniales de La Catedral del Mar.

Un año después, en noviembre de 2005, Bufete Falcones SL transmitió a la sociedad Inversiones Neagh S.A., con sede en República Dominicana, el 80 % de esos derechos.

Poco después, Índice Empresarial SL, sociedad también constituida en República Dominicana, de la que era administrador y socio mayoritario el hermano del escritor, encargó a Falcones la elaboración de diez obras literarias a cambio de una remuneración de 36,000 euros anuales, quedándose la sociedad con el 80 % de los derechos económicos sobre las mismas.

Según la Fiscalía, Índice Empresarial compró, en enero de 2006, el 70% de los derechos que había adquirido Inversiones Neagh.

El fiscal subraya en su escrito que, en plena inspección tributaria, la editorial Random House en su calidad de firma editorial respecto a las obras en castellano y catalán de Falcones y de agente literario sobre las traducciones a lenguas extranjeras sostuvo que las negociaciones siempre han sido con el autor y su hermano, sin que en ningún caso aparezcan estas sociedades  "formalmente como titulares de los derechos patrimoniales del autor".

En el escrito se solicita al juez que cite a Falcones y a sus familiares y que se les exijan fianzas o, en su defecto, se le embarguen bienes en cantidad suficiente para cubrir por entero el pago de las cuotas supuestamente defraudadas, es decir 1,476,999 euros.

Más información en eldiario.es

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net