Burt Reynolds, quien fuera símbolo sexual en la década de los años 70 y uno de los actores mejor pagados de Hollywood por aquellos años, es noticia el día de hoy en que se hace del conocimiento público que no ha pagado la hipoteca que pesa sobre su propiedad en el estado de Florida por más de un año.

 

Se trata de una residencia que fue descrita por el actor como su paraíso, con valor de $2.5 millones de dólares y que fue adquirida por Reynolds y por la actriz Loni Anderson cuando estaban casados en el año de 1994.

 

Después del divorcio, Reynolds conservó la casa, pero al ir fallando su carrera cinematográfica y sus finanzas, tramitó dos hipotecas sobre el inmueble, una de ellas por $1.5 millones de dólares, monto que adeuda al banco y por la cual los abogados de la institución financiera Merryll Lynch están solicitando a la corte se proceda a la venta del bien y al pago del adeudo.

 

Burt Reynolds ya había tenido serios problemas financieros cuando se declaró en bancarrota, situación de la cual salió tras haber filmado en 1996 la película Boogie Nights que marcó su regreso a la industria del cine e incluso una nominación al Oscar como mejor actor de reparto.

 

Sin embargo las múltiples cirugías plásticas que se ha efectuado tratando de retener los años y su delicado estado de salud, lo ha llevado una vez más a una delicada situación financiera que está siendo puesta en evidencia por sus acreedores.

 

De acuerdo con los medios, la notificación del proceso de cobro del adeudo de la hipoteca se hizo al actor de 75 años en una casa en Little Rock, Arkansas, Estados Unidos, donde se supone tiene su residencia actualmente.

 

 

Más información Mail on Line

 

www.miabogadoenlinea.net