Durante dos años el magnate de los bienes raíces, Donald Trump, estuvo esperando la decisión que se acaba de dar a favor del megaproyecto que tiene en manos de un club de golf, hotel, y conjunto residencial en Aberdeenshire, Escocia.

 

El proyecto tiene un costo estimado de 1.6 mil millones de dólares en lo que el mismo Trump ha calificado como el proyecto más grande de su tipo que será construido.

 

Las autoridades escocesas estuvieron discutiendo sobre la viabilidad social, económica y ecológica del proyecto y recientemente dieron la luz verde para que se prosiga con lo planeado, pese a que algunos ecologistas alegan que será en detrimento de la flora y fauna protegida de la zona.

 

Se ha cuestionado a Trump y a su gente sobre la viabilidad del proyecto con la crisis financiera a lo que contestó que afortunadamente se trata de una persona con solidez económica, que cree que el clima económico cambiará para mejor. Además de que siempre hay mercado para el golf.

 

En cada proyecto de Trump existe un pequeño David que se le enfrenta y en este caso se llama Michel Forbes, un pescador de la zona que se negó a vender su granja de 23 acres tras el comentario de Trump de que el lugar era “desagradable”. Los empleados del magnate han declarado al respecto que ya han diseñado alrededor de Forbes por lo que no importa si vende o no. 

 

Fuente NY Daily News 
www.miabogadoenlinea.net