La Policía Nacional española ha iniciado una investigación por lavado de dinero en operaciones inmobiliarias en Marbella España, bautizada Malibú, en referencia una antigua propiedad de Sean Connery sobre la cual se construyeron 70 departamentos.

 

El inmueble fue adquirido por el actor en los años setenta, con un uso unifamiliar, y 28 años después lo puso a la venta, edificándose el complejo departamental, el cual viola la normatividad local, ya que ha construido más de lo permitido.

 

 

Para regularizar la propiedad, el promotor o los propietarios de los departamentos deben aportar 5,093 metros cuadrados para áreas libres (parques y jardines). 

 

Sin embargo este incidente forma parte de una investigación más grande, derivada de la querella interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción en 2006 por supuestas irregularidades en convenios urbanísticos sobre permutas y tasaciones de terrenos llevadas a cabo por el ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca.

 

En concreto, esta operación fue amparada por el ex alcalde Jesús Gil, y en la misma se procedió a la recalificación de los terrenos. El juez investiga la presunta comisión de los delitos contra la hacienda pública, prevaricación, malversación de caudales y blanqueo de capitales.

 

El actor tendrá que declarar en torno al caso, a fin de conocer si tiene algún tipo de responsabilidad.

 

Fuente: El Mundo

 

www.miabogadoenlinea.net