Pleito de millonarios australianos llega a tribunales

Puño

Ante el tribunal local de Parramatta, un suburbio de Sídney, Australia, se está desarrollando un drama legal entre dos millonarios, ambos propietarios de clubes de polo, que se acusan penalmente de agresión, de traspaso en propiedad privada y de amenazas.

La mañana de este miércoles, el millonario John Marshall se presentó a la audiencia en el tribunal Local de Parramatta para responder de la presunta agresión en contra de su vecino, Peter Higgins, otro millonario propietario de un fondo de inversión y del Sydney Polo Club.

Higgins acusa a Marshall de haberse presentado en su propiedad el 29 de marzo de este año y de haberle dado un cabezazo que le ocasionó una lesión en la nariz, además de haber permanecido ilegalmente en la propiedad entre las 3:25 y las 3:31 de la tarde de ese día, después de que le pidió que abandonara sus terrenos.

Durante la audiencia, el abogado que representa los intereses de John Marshall, quien es propietario del Kurri Burri Polo Club, dijo que será durante la audiencia fijada para el próximo mes de octubre cuando exponga que el cabezazo en la nariz no fue agresión sino defensa propia ya que el hijo de Higgins, Riley Higgins, se presentó de forma extremadamente intimidatoria, sin camisa y amenazando de muerte a su representado. Además, dijo que el señor Marshall asumía que tenía el derecho de estar en la propiedad.

El abogado de Marshall, Grant Brady, expuso asimismo que al día siguiente de ocurridos los hechos su cliente se presentó en la estación de policía de Windsor para presentar una queja, pero que le respondieron que ya el señor Higgins la había presentado y que estaban investigando.

Para sustentar su defensa, el abogado Brady pidió al tribunal que la policía presentara antecedentes sobre comportamiento intimidatorio y amenazador cometido en el pasado por Peter Higgins y su hijo.

Así, la juez que revisa el caso, Mary Ryan, ordenó a la policía de Windsor presentar la base de datos de las quejas presentadas por otra persona en contra de Peter Higgins sobre un incidente ocurrido en abril de 2016 y todos los registros de multas y quejas de violencia, amenazas e intimidación perpetradas por Riley Higgins, quien en diciembre pasado fue multado por conducir un automóvil sin registro y sin seguro y estar en posesión de artículos relacionados con drogas.

Todo un asunto que pone una vez más en evidencia que los ricos también lloran.

Más información stuff.co.nz

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information