En Oaxaca otorgan amparo por paro de maestros

Primaria Justo Sierra en San Pablo Etla, Oaxaca

El Juzgado Sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México otorgó un amparo a fin de que las autoridades educativas en Oaxaca demuestren que separaron, y si no, separen, de su puesto a aquellos maestros que faltaron  por más de tres días consecutivos o discontinuos en el periodo comprendido del uno al dieciséis de junio de dos mil quince.

En esos días la Sección XII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, agrupado en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, convocó a un paro nacional y estatal para manifestarse en contra del proceso electoral y la evaluación docente.

Los maestros adscritos a la Escuela Primaria Justo Sierra, en San Pablo Etla, Oaxaca, dejaron las aulas y participaron en ese paro, por lo que se promovió este juicio de amparo en contra de distintas autoridades de la Secretaria de Educación (SEP) y del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, por no haber sancionado en términos del artículo 76 de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LSPD) a los maestros faltistas.

Dicho artículo establece que: “Con el propósito de asegurar la continuidad en el servicio educativo, el servidor público del sistema educativo nacional, el Personal Docente… que incumpla con la asistencia a sus labores por más de tres días consecutivos o discontinuos, en un periodo de treinta días naturales, sin causa justificada será separado del servicio sin responsabilidad para la Autoridad Educativa o para el Organismo Descentralizado, y sin necesidad de que exista resolución previa del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje o sus equivalentes en las entidades federativas, aplicando para ello el procedimiento previsto en el artículo 75 de esta Ley. Lo anterior, sin perjuicio del derecho del interesado de impugnar la resolución respectiva ante las instancias jurisdiccionales que correspondan”.

En el proceso judicial, las autoridades educativas justificaron las ausencias del personal docente aduciendo que esos días asistieron a un curso llamado “Metodologías globalizadoras para el aprendizaje en la escuela primaria” en un horario de 8 a 14 horas, para lo cual exhibieron listas de asistencia, constancias y otros documentos.

Sin embargo, el propio Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca informó que ese Instituto no autorizó ni ordenó el curso.

En la sentencia el juez establece que aun en el supuesto de que ese curso se hubiese autorizado u ordenado “… no se justifica que todos los académicos (de la escuela) lo tomaran en horas de labores, pues primero está el deber de cumplir con el objetivo para que fueron contratados (impartir clases), razón por la cual no debieron sacrificar el interés de los menores por un supuesto curso urgente... resulta claro que la oportunidad que supuestamente buscó el magisterio para actualizarse…, jamás podrá ser privilegiada frente al derecho a la educación de los alumnos que fueron abandonados en las aulas de esa escuela primaria”.

Además, aseguró que las constancias del curso exhibidas y “… generadas por las autoridades del IEEPO atienden a una invención con el ánimo de justificar el ausentismo laboral, simulación que resulta una ofensa para la justicia federal y que no puede ser permitida”.

El juez determinó que no existen razones fundadas ni suficientes para justificar el abandono de labores de los docentes; por lo tanto concluyó que las autoridades incurrieron en una violación directa a los derechos del niño “al no cumplir con su obligación de dotar de la idoneidad de los docentes y los directivos que garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos”.

En esas condiciones, el juez concede el amparo para el efecto de que las autoridades responsables, tanto del IEEPO como de la SEP demuestren que, siguiendo el procedimiento previsto en el artículo 75 de la LGSPD, “… separaron del servicio a todos los servidores públicos del sistema educativo nacional, personal docente y personal con funciones de dirección o supervisión que hayan incumplido con la asistencia a sus labores por más de tres días consecutivos o discontinuos, en el periodo comprendido del uno al quince de junio de dos mil quince, sin causa justificada; y de no ser así, para que lo inicien”.

La SEP y el IEEPO pueden impugnar la resolución del juez.

Desde que el amparo se presentó en julio de 2015, la niña protagonista en el caso ha sufrido diversas formas de acoso en la escuela de acuerdo con lo denunciado por sus abogados: se han dado casos de profesores que han intentado reprobarla hasta los que no le toman en cuenta las tareas. Incluso se hizo un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca para proteger sus derechos ante cualquier tipo de represalia.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information