Mujer embarazada

La Corte de Distrito de Hong Kong presidida por el juez Alex Lee Wan-tang, está revisando lo que se presume es la primera demanda que se interpone por una trabajadora doméstica extranjera que fue despedida por discriminación de género al haber sido obligada a realizarse una prueba de embarazo.

Waliyah es una mujer de nacionalidad indonesia que trabajó más de un año y medio al servicio de Terence Yip Hoi-sun y su entonces esposa Chan Man-hong. De acuerdo con su abogado, Earl Deng, cuando ella tenía siete meses de embarazo, en octubre de 2013, Chan Man-hong la obligó a orinar en una bacinica y luego realizó la prueba de embarazo. Al dar positivo, le notificó del despido, pero no respetó el mes de plazo que la ley establece en este caso, sino que a las tres semanas de notificada la echó de la casa.

Ahora, la trabajadora está demandando civilmente a sus ex patrones, buscando una compensación por el despido injustificado. De acuerdo con la firma de abogados que la representa, Vidler and Company, este es el primer caso en Hong Kong en que una trabajadora doméstica extranjera demanda por discriminación de género al haberla obligado a realizar una prueba de embarazo.

Por haber sido despedida por estar embarazada, Waliyah presentó la demanda bajo el argumento de que sus ex patrones infringieron la Ordenanza sobre Discriminación por Género, la Ordenanza Laboral y el contrato laboral al haberla sacado de su casa antes de concluir el mes de notificación de terminación de la relación laboral.

La audiencia del caso se sostuvo el miércoles de esta semana, sin embargo, tuvo que ser suspendida por los continuos ruidos de intento de vómito que Chan Man-hong hizo tras haber declarado no estar en buenas condiciones de salud para seguir el proceso pues la medicación que toma para calmar sus emociones le ha hecho daño. Cabe señalar que el codemandado, Yip Hoy-sun no se presentó a la audiencia pues no ha sido localizado.

El abogado Deng declaró que, de obtener una sentencia favorable para su representada, podrían proceder por la vía penal en contra de los ex patrones por la discriminación, aunque el juez aclaró que es probable que la acción penal haya prescrito cuestionando la estrategia del despacho de presentar primero la acción civil y luego la penal cuando usualmente se procede en el orden inverso.

Antes de suspender la audiencia el juez pidió a Chan Man-hong que a más tardar el jueves presentara un certificado médico que constatara que el miércoles no estuvo en condiciones de proseguir la audiencia, con la finalidad de evitar dilaciones al proceso sin sustento. Y tras suspender la audiencia fijó como nueva fecha el próximo 9 de mayo.

Más información scmpr.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net