0
0
0
s2smodern
Nubes de contaminación

Después de que el gobierno británico anunciara el pasado mes de diciembre el plan de acción para reducir los niveles de dióxido de nitrógeno en diferentes ciudades, el despacho legal ClientEarth ha decidido que no es suficiente por lo que llevarán al gobierno ante los tribunales para que se fortalezca el plan de acción.

Esta acción legal encuentra su fundamento en el veredicto dictado en abril del año pasado por la Suprema Corte de Justicia en el que ordenó al gobierno a hacer planes para reducir la contaminación ambiental, cuyos límites han estado durante años por encima de los permitidos por la Unión Europea, lo que ha provocado la muerte prematura de miles de personas al año.

En cumplimiento de esta orden judicial, en diciembre del año pasado el Departamento del Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales, DEFRA por sus siglas en inglés, presentó un plan de acción para limpiar el aire en el 2020 mediante la reducción de niveles de dióxido de nitrógeno en cinco ciudades del Reino Unido, una de ellas, Londres.

Para ClientEarth este plan de acción es insuficiente y así pretenden declararlo ante la Suprema Corte el próximo 17 de marzo, solicitando que el caso se lleve por la vía rápida porque los niveles de contaminación significan, tan solo en Londres, la muerte prematura de unas 6,000 personas al año, esto de acuerdo con un estudio.

“El gobierno parece pensar que la salud de las personas en ciudades como Glasgow, Manchester y Bristol es menos importante que las de las personas en Londres. Mientras Londres obtiene una zona de aire limpio que implica a todos los vehículos, Birmingham obtiene una zona de segunda clase y Derby y Southampton de tercera clase, mientras que otras zonas, incluyendo Manchester y Liverpool, se quedan fuera. Todos tenemos el mismo derecho a respirar aire puro”, declaró Alan Andrews de ClientEarth.

“La Corte Suprema ordenó al gobierno tomar acción inmediata. Estos planes son una declaración indignante… de que el gobierno no pretende cumplir lo antes posible. Es una respuesta arrogante que simplemente no es suficientemente buena”, añadió Andrews.

Sobre la contaminación ambiental, la abogada Justine Thornton, especialista en Derecho Ambiental, escribió para el periódico The Guardian que “el escenario está puesto para una fascinante lucha entre las leyes y la política. Las Cortes del Reino Unido tendrán que arremangarse y decidir si el gobierno está haciendo lo que puede para hacer que nuestro aire sea lo más seguro posible”.

La abogada Thornton, que aprobó la selección para recibir el título de Consejera de la Reina, QC, añadió: “Diez años más de peligrosa contaminación del aire en Londres pone a toda una generación de niños en riesgo. La calidad del aire que nuestros hijos respiran es demasiado importante como para ser decidido a puertas cerradas por el gobierno y los fabricantes de automóviles”.

El derecho de respirar un aire más limpio y de que se impongan límites más estrictos en contra del cambio climático, es un tema que con mayor frecuencia se llevan ante los tribunales. De esta forma, en junio del año pasado un tribunal en La Haya encontró culpable al gobierno de los Países Bajos por no estar haciendo lo suficiente para evitar el cambio climático y ordenó reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ya veremos en el caso británico qué decide la Suprema Corte.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern