Lubna Ahmed al-Husayn, periodista sudanesa quien también trabaja en la misión de las Naciones Unidas en Sudán, fue detenida junto con otras mujeres por llevar ropa “indecente” en un restaurante en Jartum, capital de Sudán.

 

La ropa indecente que portaba, al igual que las demás mujeres detenidas, era una blusa y pantalones y no el hijab o velo islámico que según la Sharia o ley islámica que aplica en ese país es la vestimenta que las mujeres deben portar en todo momento.

 

De las 13 detenidas, 10 mujeres se declararon culpables y recibieron por ello 10 latigazos, pero las otras tres, incluida Lubna Ahmed al Husayn, pidieron hablar con un abogado por lo que fueron detenidas y ahora están esperando su juicio acusadas por violar el Código penal que establece que es delito cometer un acto indecente o violatorio de la moral o vestir ropa indecente. De ser encontradas culpables del delito podrían ser sentenciadas hasta a 40 azotes, multa o ambas.

 

La Sharia es la ley islámica que aplica en Sudán, país africano predominantemente musulan, pero no así en Sudán del Sur, que es una región autónoma según un acuerdo de paz firmado en el 2005 con el que se puso fin a una guerra civil en aquel país. En Sudán del Sur el Islam no es la religión predominante como lo es el cristianismo y religiones indígenas. Por ello las mujeres de esta zona del país no están obligadas a llevar el hijab, como tampoco existe la obligación de cumplir con la Sharia si una persona no practica el Islam.

 

Lubna Ahmen al-Husayn, quien además es columnista en un diario local y crítica del gobierno sudanés, ha declarado que de ser encontrada culpable de indecencia apelará los cargos.

 

Fuente BBC Mundo

 

www.miabogadoenlinea.net