La Cámara de Representantes del estado de Indiana, Estados Unidos, aprobó por mayoría de votos la iniciativa SB 101 según la cual el gobierno estatal y los locales no pueden "sobrecargar sustancialmente" el ejercicio de la religión de una persona, lo que permitiría que por “objeciones de conciencia” se discrimine a personas, particularmente a homosexuales.

El mes pasado el Senado de Indiana aprobó una iniciativa semejante a esta, pero viendo que la Cámara de Representantes ya aprobó esta versión, el impulsor de la iniciativa del Senado anunció que se ajustará a la misma para que sea probada igualmente en la cámara alta.

La ley, que se ha llamado por sus impulsores como de “libertad religiosa” tomó como modelo la ley federal de Restauración de la Libertad Religiosa, Religious Freedom Restoration Act, de 1993, conforme a la cual la Suprema Corte de ese país concluyó en julio de 2014 que las personas morales podían negarse a cumplir, por razones religiosas, ciertas disposiciones de ley. El caso en particular fue presentado por la empresa Hobby Lobby para que su seguro no cubriera métodos anticonceptivos conforme a lo establecido en la ley en materia de salud Affordable Care Act.

Así, la ley dispone que el gobierno no pude imponer obligaciones por encima de la libertad religiosa de las personas, a menos que pueda demostrar que tiene un interés apremiante y lo está haciendo por los medios menos restrictivos.

Es decir, se permite que los negocios nieguen servicios por razones religiosas, como una panadería rehúse hacer el pastel de bodas de dos personas del mismo sexo, un hotel no les rente una habitación o no se les permita la entrada a un restaurante.

En la ley se dispone, además, que los patrones no podrán ser demandados por sus empleados por la aplicación de esta ley.

Son diecinueve estados los que ya cuentan con leyes de “libertad religiosa” similares, como Misuri (Missouri) y Kansas, y otros más las están considerando.

La esperanza de activistas de derechos humanos es que el gobernador del estado, Mike Pence, la vete. Sin embargo se trata de una posibilidad remota pues el gobernador ya se manifestó favorable hacia esta ley.

“La iniciativa SB 101 es sobre el respeto y garantía de los Hoosiers (originarios de Indiana) de que sus libertades religiosas están intactas”, dijo el gobernador. “Apoyo firmemente la legislación y aplaudo a los miembros de la Asamblea General por su trabajo en este asunto importante. Espero firmar la iniciativa cuando llegue a mi escritorio”.

Más información Indystar.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net