La Corte Suprema de Allahabad, India, emitió este jueves un esperado veredicto en torno del caso de la región sagrada de Ayodhya, que ha enfrentado varias veces a indios musulmanes e hindúes con trágicos resultados, calculándose que por la titularidad de la región sagrada han muerto unas 2,000 personas.

 

Para las hindúes, en la zona en litigio nació el dios Ram, pero en el siglo XVI los musulmanes construyeron en ese sitio la mezquita Babri Masjid, la cual destruida en 1992 por extremistas hindúes provocando uno de los más crueles enfrentamientos entre musulmanes e hindúes.

 

El veredicto que ofreció el panel de tres jueces se emitió por mayoría y dispone la división de la zona de 2.7 acres en tres partes iguales para ser entregadas a musulmanes, a hindúes y a otra porción de hindúes seguidores de Ram, llamados Ram Lala Virajman. La porción de tierra donde se cree que nació el dios Ram y donde ahora existe un templo provisional, se adjudicó a los hindúes.

 

La decisión, aunque salomónica, no fue fácil pues se tenía que decidir si antes de la construcción de la mezquita existía algún templo a Ram por lo que el análisis se tuvo que remontar cuatro siglos atrás. Pero además se discutía si Babri Masjid era efectivamente una mezquita o solo un templo musulmán sin alcanzar ese rango, por lo que también se incluyó un análisis histórico.

 

Es interesante señalar que este juicio inició hace 60 años, convirtiéndose en el juicio más largo de la historia de India, un país que en numerosas oportunidades ha sido señalado por un sistema judicial caracterizado por la lentitud y anquilosamiento.

 

Los jueces señalaron en su veredicto que la zona permanece sin división durante tres meses, pero probablemente será más tiempo porque los musulmanes declararon que la decisión judicial será apelada por considerar injusto que se les entregue solo un tercio de la propiedad.

 

Parta evitar enfrentamientos, tras conocerse el veredicto el primer ministro indio desplegó 200,000 efectivos paramilitares en la zona de Ayodhya y en otros sitios sagrados de la India, aunque hacia el final del jueves no se habían verificado disturbios en aquel país.

 

Más información The India Times

 

www.miabogadoenlinea.net